miércoles, 30 de junio de 2010

AEROSMITH - Palau St. Jordi, Barcelona (27/6/10)

El domingo pasado, en el Palau St. Jordi me enfrentaba a uno de los grandes totems que me han marcado. La música de Aerosmith siempre ha estado presente en mi vida, desde que tenia diez años y descubrí el Get A Grip. Me introduje en el rock por este disco. Desde entonces siempre habia deseado verlos en directo y aunque me hubiera encantado aisitir a su anterior visita hace diez años (¡con los Black Crowes!) las circustancias han sido que hasta hace tres dias no he podido hacerlo. Eso en un principio podria hacer pensar que llego virgen de enjuiciar y comparar el show del domingo con cualquier otro anterior. Pero para nada es así. Soy consciente de que eso me resta imparcialidad, por el factor ilusión, de eso no cabe duda.

Empecemos por lo que no me gustó. Todos sabemos qué tipo de gira están haciendo. Es casi una gira de emergencia. Después de pasar por serios problemas, la banda necesitaba salir a la carretera. Volver a ponerse en forma, retomar el contacto con su público y ganar dinero. Eso quiere decir que al no presentar disco y no estar en la cima de su popularidad, el espectáculo que traían era de saldo. Si normalmente se han rodeado de las mejores bandas del planeta como teloneras (The Cult, Gusn & Roses, Monster Magnet, Cheap Trick, ZZ Top y un sinfín más...) en esta ocasión la cosa era algo modesta y no pintaba muy bien. The Cribs practican un rock demasiado descafeinado para mi gusto y realmente ni me molesté en verlos.

Luego está el tema del escenario, bastante mas humilde de lo habitual y con unas pantallas y efectos más propios de una banda de tres al cuarto que de la considerada America's Greatest Rock and Roll Band. El sonido fue lamentable, con un montón de reverberación, impidiendo a menudo distinguir las guitarras, el bajo o la voz de los protagonistas. El set list fue lo que me esperaba aunque no lo que me hubiera gustado. Es evidente que las canciones de los 70's sonaban inmensamente mejor que las de los 90. Y ni Pink, ni Jaded y mucho menos I Don't Want To Miss A Thing casan conmigo. A gran parte del público les encantó, algo que entiendo, no solo de rockeros vive Aerosmith, pero que con un temazo como Stop Messin' Around (con Perry cantando y liándola con la guitarra) la gente no botara, o que hubiera indiferencia ante algunas como Draw The Line (de lo mejor de la noche) no me lo esperaba.

En cuanto a la actitud, me encantaron Steven Tyler, lo mejor de la noche. Su orgullo está herido por todo lo que ha pasado últimamente y quiere demostrar quien es el frontam definitivo a sus más de 60 años, se movia, saltaba, se tiraba al suelo y no paraba de bailar y ofrecernos todo su repertorio de posturitas y guiños que tanto hacen disfrutar al público. ¡Joder, tiene la edad de mi padre y a él no me lo imagino moviéndose de esa forma! Joe Perry estuvo bien, tuvo algunos fallos con la guitarra y estuvo menos agresivo de lo que se le presupone pero fue un gustazo verlo tocar y estar junto a Tyler (creo que no lo miró a los ojos ni una sola vez en todo el concierto) cantando y moviéndose con su Gibson. Hubo varios momentos que llegué a levitar con este hombre, y es que para mi Joe Perry es The Man y anoche pude por fin disfrutar de él y de sus guitarrazos. Kramer a la bateria me encantó y Hamilton también me gustó. Dudo de si el auténtico Brad Whitford estuvo en Barcelona. Yo solo vi a un tipo con boina y gafas de sol que no levantaba la cabeza del suelo con su guitarra y que no se movió de sus dos metros cuadrados de escenario.

En cuanto al set list, fue maravilloso el comienzo, con una inspirada Love In Elevator y Back In The Saddle atronando nuestros oidos. Falling In Love (Is So Hard On The Knees) me encanta como suena en el disco pero en directo no es nada del otro mundo e Eat The Rich volvió a ser un subidón y uno de los temas más efectivos de su repertorio noventero para tocar en directo. Pink me la trae al pairo, nunca me a gustado ni me gustará y no entiendo como sustituyen de su repertorio canciones como Train Kept A Rollin', Season Of Wither o Same Old Song And Dance para interpretar sosadas como esta o la planísima Jaded. Lo de I Don't Want To Miss A Thing me pareció ridículo, con las imágenes de Armaddedon con Bruce Willis, Liv Tyler y Ben Afleck en las pantallas. Aunque no me pilló por sorpresa, ni creo que a nadie. What It Takes y Cryin' sonaron del copón y esa es la diferencia, dos baladas inspiradas y llenas de fuerza ante las otras que fueron creadas intentando imitar a las anteriores. En directo no hay engaños, unas son buenas y las otras malas, no hay vuelta de hoja.

Y el repertorio setentero fue sublime. Tanto Sweet Emotion (con Tom Hamilton en primer plano de la pasarela mirando a todo el que estaba a su alrededor a los ojos), como las ya mencionadas Draw The Line o Back In The Saddle asi como Mama Kin y Dream On (con Tyler poniendo la voz más grave, acercándose más a los registros que tenia en el primer disco, con una voz más negra) así como Walk This Way y Toys In The Attic, un cierre perfecto para una noche que se me ha quedado grabada con fuerza en la memoria.

Como curiosidades... al terminar Falling In Love (is so hard on the knees) Tyler simuló con el micro como si golpeara a Perry y terminó golpeándolo bien fuerte en el pecho sin querer. Perry se fue rápido al fondo del escenario acordándose de toda la familia de este y Tyler tras él pidiéndole disculpas.
En Draw The Line, cuando Perry se adentra en la pasarela, se da la vuelta y muestra su pulgar hacia abajo indicando su desaprovación, puede que por algo que hiciera alguien del púbico o quizás al técnico de sonido. Unos segundos después, tras finalizar el solo de guitara, vuelve a darse la vuelta y hace el mismo gesto con el pulgar hacia abajo visiblemente enfadado. Luego cogió su cinturón y con la guitarra en el suelo se dedicó durante unos segundos a meterle golpes, posiblemente disgustado por el sonido.
Al finalizar el concierto con Toys In The Attic, Perry vuelve a destrozar una guitarra cargándose con el mástil el ventilador que habia en el extremo de la pasarea, clavándola literalmente (al roadie le costó un rato sacarla luego), y acto seguido coge el micro. Aunque no se le entendió nada por el eco, he leido que lo que dijo fue "Esperamos volver, y hacerlo con nuestro cantante" con ironia.

Por mi parte disfruté como un enano y mereció la pena. Soy consciente de que ya no son la banda de hace 15 años ni la de hace 30 pero pienso volver a verlos en el futuro, de eso no me cabe duda. Y creo que aún tienen cosas que decir, pero eso ya será otro capítulo que aún está por escribir.

Os dejo tambien el enlace de la magnífica galeria de fotos del concierto, de Toni Villen.


8 comentarios:

Benet García dijo...

Me los perdí. No estuve lo suficiente rápido para comprar las entradas, pero bueno...
reservo el dinero para The Wall ya que Waters estará en Barcelona en el 2011 Y ESTE SI QUE NO ME LO PIERDO.

Ofersan dijo...

Me alegro que disfrutaras con el concierto, he leido muchas criticas negativas, pero bueno, en mi caso desde la gira de "Geta Grip" que no los veia y ya fui mentalizado de lo que me encontraria, supe sacar partido de sus mejores temas para mi gusto, sobre todo al inicio y alfinal del show.

ROCKLAND dijo...

Desgraciadamente sigo sin catar a Aero en concierto. ¡no hay manera! aunque sigo confiando en verlos algún día.

Gran crónica.

Saludos.

el marinero tarugo dijo...

Yo me divertí un monton!!!pillé unas entradas por casualidad,un pijo que no pudo ir me las vendió por 20€!!Así que mi colega Lee y yo nos plantamos en el St.Jordi,nos dejamos lo ahorrado en la entrada en cerveza,fuimos a mear cuando salía Ben Affleck,flipamos con las tipas por ahi repartidas y berreamos DREAM ON entre clones de Rafa Nadal y David Villa!!Total,intentamos que fuera como un concierto re RN´R!!

sammy tylerose dijo...

Hey, no sabía de tu incursión a Bcn! No hay vuelta de hoja, el disfrutar de un show depende un conjunto de factores que en mi caso restaron y el tuyo sumaron. Otro show de pavellón no me coje en el quinto coño, eso lo tengo claro.

Möbius el Crononauta dijo...

Pues yo ni los he visto en vivo, así que... a seguir esperando la próxima.

Saludos

eric waits dijo...

Pues felicidades por asistir a la ceremonia ... a mi si me gusta Pink, pero entiendo que en una gira sin disco deberían haberse quedado en ... ¿Pump? como último bastión totalmente aero.

Lucy dijo...

Me alegro de que cumplieras con una ilusión que tienes desde hace taaaaantos años (aunque no fuera en las mejores condiciones)...¡a seguir cumpliendo pequeños sueños! ;)