miércoles, 14 de julio de 2010

IT MIGHT GET LOUD - Jack White, Jimmy Page y The Edge A Través De Sus Guitarras

Hace poco tuve la oportunidad de ver uno de los documentales más certeros acerca del rock que he visto últimamente. It Might Get Loud reune en una sala a Jimmy Page, Jack White y The Edge para conversar acerca de la guitarra y recordar la evolución de cada uno con ella. Desde que eran unos niñatillos hasta hoy dia, iconizados y admirados por millones de personas y referentes en una gran cantidad de chavales que se cuelgan este instrumento y necesitan un modelo que seguir.

Pero no divagan acerca de tecnicismos ni es un documental dirigido hacia guitarristas ni mucho menos. Todo lo contrario. Aquí se habla sobre todo de las emociones. A priori, lo que hizo que empezaran. En el acto, lo que sucede cuando están en el estudio de grabación o encima de un escenario. Y a posteriori, una vez que le han dado rienda suelta a su imaginación y siempre les queda el desafio de ir un poco más allá. Cada uno con su visión particular, metaforica o romántica sobre la magia que desprenden las seis cuerdas y de cómo se han convertido en el centro y motor de sus vidas.

Acercándonos a sitios especiales o históricos. Como sus pequeños santuarios de inspiración, donde componen o lugares que son ya un referente en la historia del rock, como Headley Grange. Jack White se come un poco a los tres, por personalidad y originalidad; Page acapara todo en cuanto comienza a tocar la guitarrra o cuenta alguna batallita sobre Zepplin y The Edge tambien tiene sus momentos de misticismo con sus pedales y su obsesión por los mil y un sonidos que quiere sacarle a cada canción.

En definitiva, un buen plan para olvidarse del calor y zambullirse en un refrescante viaje por algunos de los recovecos de tres de los guitarristas más influyentes de distintas generaciones.

10 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

No lo he visto completo pero sólo por ver al monarca Page, ya merece la pena


Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

A mi me encantó, ver a Page poniendo esos discos de Blues es conmovedor. Un documental muy completo.

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien me encanto, sobre todo lo de Page, y White.
un abrazo

sammy tylerose dijo...

Yo no lo he visto pq tener ahí a The Edge me tira para atrás. No se como han podido juntar a un patán así con Jimmy Page! Tanto pedal para que, si hace 20 años que no toca una mierda, jejeje. Cualquier día de éstos le doy una oportunidad, por Jimmy y Jack.

javistone dijo...

A mí me decepcionó mucho, aunque tiene momentos sublimes, y en todos the Edge sale mal parado. Cuando al comienzo del documental Jack monta su guitarra con trozo de goma sobre el suelo de un porche de madera y dice algo así como "no hace falta más para hacer música", es una patada en la boca a edge, que se tira toda la cinta diciendo que sin la teconología él no es nada, vamos, que tocar la guitarra poquito. Y sus momentos en la escuela se me hacen soporíferos. Page está enorme, pero en definitiva Jack es el que ganador por KO. Por último, la jam que hacen con el tema de The Band es un poco cutrecillo. Ahora, a ratos Jack parece intimidado, lo cual es lógico.
Saludos!

LoRbAdA dijo...

A mi me gustó bastante aunque si querian a un guitarrista representativo de los 80 podrian haber puesto a Eddie Van Halen, Slash o ¡qué cojones! A Nigel Tufnel de Spinal Tap. Eso hubiera sido genial jaja

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Naaaadie entiende que pinta The Edge en una peli de guitarristas...

¡Un saludo!

Angus dijo...

Ese comienzo en que Jack White construye una rústica guitarra me parece una de las cosas más alucinantes que he visto en mucho tiempo. ¡¡Y cómo suena!!

Javi dijo...

-Poner a Slash,EVH...etc o cualquier otro guitarrista blues-rock o hard rock hubiera sido completamente redundante teniendo a Page.
-White es la renovación guitarrística del S. XXI, con un acercamiento minimalista y retrofuturista (que diga lo que quiera de los pedales de The Edge, q el usó a muerte el Digitech Wahmmy y EH P.O.G. para peronalizar su estilo,2 efectos digitales encima)al instrumento muy propia del postmodernismo (Jack es claramente hijo de su tiempo y lo sabe).
-A mi me parece acertadísima la elección de los tres.
-The Edge revolucionó la guitarra y la composición musical como nadie lo ha hecho desde que Clapton, Hendrix, Beck y Page (+ó- cronológicamente) lo crearan prácticamente todo en su momento (vale, tb están Fripp y cía. pero no se trata de un catálogo de la historia de la guitarra).
¿Cuántos de los sabios críticos presentes ha compuesto algo tan relevante, innovador, y bueno como la cantidad de cosas que ha escrito Edge? Ó al menos ¿cuántos argumentan con un poco de fundamento? Como si alguno hubiéramos inspirado, emocionado e influído la centésima parte q ese inteligente y humilde músico.
Qué fácil es descalificar sin dar ni un sólo motivo.
-Me parecen de una estrechez de miras y pobreza musical lamentable los superficiales comentarios sobre Edge que aquí he leído.
Es tanto como decir que Manet no tiene sentido en un documental sobre pintores en el que sale Durero.

Javi dijo...

Por cierto:
¡Lo de Nigel Tufnel me ha parecido muy gracioso!
Y he de decir que encanta Jack White (y adoro a Page y Edge) y sin quitarle mérito, el instrumento que monta me parece una chorrada, un truco efectista que me extraña que impresione a nadie que entienda mínimamente cómo funciona cualquier instrumento, muchos hemos hecho cosa parecidas y no es ninguna genialidad y eso de no usar la tecnología... pues que no lo enchufe a un ampli, ni a un Big Muff y ya puestos, que no lo amplifique de ninguna manera ¡tiene bemoles! desde el principio la puñetera guitarra eléctrica se trataba de aprovecharse de la tecnología, hasta un pianista se aprovecha de la tecnología, otra cosa es que alguien sencillamente no tenga talento musical, pero los tres aquí presentes están fuera de toda duda ¡Ah! y lo que no va a hacer Edge es ponerse a tocar Blues a estas alturas, cuando siempre lo ha evitado conscientemente como disciplina para CREAR cosas nuevas con un intrumento que parecía que ya no tenía nada nuevo que decir a finales de los 70 (por mucho que no me emocione el Punk,reconozco que fue bastante purificador y la New Wave mucho más interesante).
Que cualquiera puede repetir.