miércoles, 6 de octubre de 2010

THE COVE

Ric O'Barry es posiblemente el mayor activista a favor de los delfines del mundo. Como él mismo asegura: "Cuando hay un delfín con problemas en cualquier parte del mundo, suena mi teléfono". No siempre fue así porque O'Barry en su dia fue uno de los pioneros en el adiestramiento de delfines y el responsable de ello de la serie Flipper, la cual desencadenó una fiebre mundial por ver en cautividad a estos animales. Kathy, uno de los 5 delfines que interpretó este papel, cambió su perspectiva tras suicidarse en sus brazos. "Ella estaba muy deprimida, nadó hasta colocarse en mis brazos, inhaló aire por última vez y después no volvió a hacerlo, la solté y ella se hundió en el fondo de la piscina (esto es debido a que los cetáceos son los únicos animales que respiran conscientemente y no de manera involuntaria e instintiva como el resto)". Un dia después fue detenido por primera vez al intentar liberar a varios delfines.

Tras un tiempo se dio cuenta de que los mamíferos acuáticos son una paradoja inquietante. "Los delfines viven muy deprimidos en esas piscinas de cemento, la famosa sonrisa del delfín es una gran hipocresia macabra". Desde hace 35 años, tras poner inconscientemente el primer ladrillo de una industria mundial de admiración por los cetáceos, busca la redención intentando salvar el mayor número de delfines posibles a nivel mundial.

Ahí es donde entra uno de los puntos donde está focalizando desde hace tiempo todos sus esfuerzos, Japón. En las costas de un pueblo llamado Taiji se sucede año tras año una de las matanzas más crueles que hay de estos animales (más de 23.000 ejemplares mueren allí al año). Los barcos pesqueros les tienden una emboscada a los delfines mediante sonidos, arrinconandolos en una especie de cueva en la playa donde luego los cazan cruelmente provocando una carniceria repugnante. O'Barry lleva años intentando dar a conocer este sitio al mundo siendo perseguido tanto por el gobierno japonés como por los Yakuza, convirtiendo esta misión en toda una odisea.

The Cove es un documental inquietante, con mucho suspense y drama. Emocionante y repulsivo a partes iguales. Manda cojones que esto suceda en nuestros tiempos (de cuántas cosas podríamos decir lo mismo) y que no solo se extermine la vida de un animal tan fascinante, empático e inteligente como el delfín, sino que se ponga también en peligro la vida de miles de seres humanos con esta práctica. Ric O'Barry los tiene de plomo y se enfrenta a todo el que se le ponga por delante demostrando que o haces algo por cambiar las cosas que amas o te conviertes en cómplice.

6 comentarios:

javistone dijo...

Muy duro tio. Increible la actitud de los japoneses, en manos de quién está el planeta...
Saludos.

manel dijo...

Más gente como este hombre es lo que hace falta. Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien hay unam pelicula reciente Ocean que esta genial!
lo que pasa que estas peliculas la mayoria de la gente las ve,echa una lagrimita,se indigna un ratito alrededor de una cerveza y luego pasa a otra cosa!!!
Cuando comemos atun en lata , muchas veces es delfin,ya que en las matanzas de atunes se cuelan muchos delfines!!!
un abrazo

LoRbAdA dijo...

Javistone: exacto, increible que sean tan cabezones y que tengan tan pocos escrúpulos. No hay palabras.

Manel: todos somos capaces de hacer cosas heroicas si nos lo proponemos. La diferencia está en la gente que se lanza al vacio y la q no.

Tsi-Nah-Pah: Tienes razón, una lagrimita y poco más. Pero es importante que la gente sepa qué cosas suceden en su propio mundo, aunque sea em la otra punta. Toda información siempre es bienvenida.

Johnny Dibud dijo...

Tengo que verlo, me interesa mucho. Salud.

Angus dijo...

Ya esta bajando para verla. Tendré que hacerlo solo, porque si se la pongo a mi mujer (que le encantan los delfines, incluso hizo eso de nadar entre ellos en un parque acuático) se me muere del disgusto...