domingo, 27 de noviembre de 2011

EMULANDO A DAVID LYNCH


Mi profunda admiración por el mundo de la imagen audiovisual viene desde hace mucho. La música, el sonido, siempre me ha inspirado más pero me es más fácil analizar imágenes, destriparlas, organizarlas o descifrarlas. Por supuesto también utilizarlas y componer con ellas. Ya sea fotográficamente, en video (o película) y últimamente estoy aprendiendo unas pinceladas de diseño gráfico.

Por eso muchas veces mientras estoy con gente y hay un televisor encendido no puedo evitar en algún momento quedarme embobado mirando un spot de publicidad o algún videoclip. Hay personas que no comprenden que veo en tal o cual anuncio. Es simple, para mi la diferencia la marca un ritmo narrativo, una iluminación, un desenfoque, una ambientación acorde a la idea que se expresa o unos movimientos de cámara concretos que sean resolutivos y no simplemente efectistas. Mientras, otra gente se fija más en la originalidad de la idea principal o en si entienden al completo el mensaje o no. Yo por mi parte no me importa tanto enterarme al 100% al final de una obra, pongamos por ejp. una película, si esta me ha creado "x" nº de emociones. Mientras unos prefieren un argumento masticado yo prefiero algo que no me deje indiferente. Muchos tienen que cambiar de canal en cuanto sienten asco o miedo y a mi me fascina. Me está removiendo las entrañas y aunque me den nauseas o me disguste algo creo que está rasgando algo en mi cabeza y al mismo tiempo no me va a dejar indiferente. El alma del ser humano se nutre de nuevas experiencias, a mi modo de verlo.


Digo todo esto porque es lo que me sucede con alguien como David Lynch. Excepto El Hombre Elefante y Una Historia Verdadera, nunca he llegado a entender al 100% el resto de sus películas. Pero me fascina el modo en que se quedan grabadas en mi cerebro y la sensación inmediata al culminar de visionar alguna de sus obras. Intento hacer un rompecabezas en el que siempre falta alguna pieza. Al principio me frustraba un poco pero comprendí que probablemente esa era la intención del director y que lo importante aquí era ese poso enfermizo o retorcido que siempre voy a asociar cuando me enfrente a un trabajo del genial director. Si alguien habla de Lynch de repente en mi imaginario aparecen nubes oscuras, carreteras nocturnas, enanos de sonrisas retorcidas, locura, sexo, enfermedad, curiosidad, muerte, etc.

Sería una utopía intentar imitar el estilo de David Lynch porque solo hay un David Lynch. Sin embargo el propio director hace meses lanzó un reto de este calibre. ¿Recordáis que ya anuncié que tenia preparado un disco de electrónica y que era inminente su lanzamiento? Pues el 8 de noviembre salió a la venta y para varios de los singles había un concurso. Se trataba de realizar videoclips que pusieran imágenes a su música. Que emularan los resortes oscuros de su cabeza, la cual esta vez se había centrado en canciones, para dejarle esa parte creativa a sus fans. ¿No os parece un reto difícil?


El disco es extraño, hipnótico, oscurísimo. Si lo vemos como un disco de electrónica para pastilleros (nada que ver) nos quedaremos en la superficie. Hay canciones en las que apenas hay botones ni sintetizadores ni pamplinas... y hay otras en que sí. Pero en muchas de las canciones he podido reconocer perfectamente el ADN de Lynch y aunque es una obra que no me voy a poner casi nunca (algunos temas son infumables), no me desagrada el hecho de escuchar algunos fragmentos interesantes e imaginarme pasajes visuales de una hipotética película. Algunos de los temas son perfectos y totalmente coherentes. Podrían estar en Mullholland Drive, en Blue Velvet o en Inland Empire.

Independientemente, este post no es sobre música. Es sobre imágenes. Porque algunos de los videoclips enviados tienen mucha calidad y en algún que otro caso, si no supiéramos de antemano que no pertenecen al director, nos podrían haber dado gato por liebre. Eso es mucho decir. Pero eso también quiere decir que puede que no os dejen indiferentes.


8 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Me he identificado mucho con tus dos primeros párrafos, de hecho me dedico al mundo audiovisual y también 'veo cosas que nadie ve' a la hora de visionar una peli o un spot.

Lo de Lynch es una frikada que no se si era necesaria a estas alturas de su carrera. Que saque otro 'puzzle visual' ya!!

Sergio dijo...

Sin duda Lynch es soberbio en el manejo de la imagen, aunque sin duda es un buen recurso para vestir un audio, por extraño que sea. Quizá pueda permitirse ciertas licencias, pero nunca será un músico, aunque jugando con la estética visual logre engañarnos.

Benet García dijo...

Me encanta el submundo de David Lynch y sobre todo, mi preferida, Mullholand Drive.

Da Muzz dijo...

Aunque uno disfruta más con el Lynch más convencional, no puedo más que rendirme ante su capacidad de plasmar mundos oníricos en la pantalla.
Un saludo

paulamule dijo...

Yo también soy admiradora de Lynch y su particular universo, aunque dos temas que escuché de su último trabajo casi me matan y no de gusto precisamene.
Salud.

Möbius el Crononauta dijo...

Desde luego es un reto importante... pero muy entretenido de hacer supongo.

Aquí otro fan de Lynch. Excelente director, que hace lo que le viene en gana. Nos confunde pero nos deleita. Eso está bien.

saludos

KARLAM dijo...

Acabo de hacer un experimento: Me puse los dos videos sincronizados a la vez y sin sonido, por poco me trago el chicle...

Saludos.

LoRbAdA dijo...

PUPILO DILATADO: pues ya que estás metido en el mundillo a ver si me buscas un curro de lo mio jaja! Como admiradores de Lynch nos gustaria que fuera como Woody Allen y sacara una peli cada año pero está bien que le de salida a otras inquietudes, al igual que Dylan y Ron Wood pintan o Ted Nugent caza. Pero que haga una peli cuanto antes.

Sergio: Lynch es tan irreal y original que es perfecto para hacer videoclips. De hecho tiene varios.

Benet García: Yo no sabria elegir entre Blue Velvet, Mulholland Drive , El Hombre Elefante y Carretera Perdida.

Da Muzz: aunque en este caso no es él quien hace los videoclips sí es cierto que tiene una capacidad asombrosa para plasmar sueños, instintos o deseos. Todo desde un alma sucia y corrompida. Ideal para un programa infantil.

Paulamule: si uno tiene problemas de corazón no deberia escucharlo pero es un capricho y debe de estar ya saciado de tanto sonido artificial y seguro que dentro de no mucho nos sorprende. Hace casi 6 años de su última pelicula, aunque haya hecho otras cosas como cortos.

Möbius el Crononauta: claro que está bien, estoy de acuerdo. Probablemente le ponga una peli de Lynch a mi madre y me tire una zapatilla a la cabeza pero conozco pocos directores más independientes xq hace realmente lo que le da en gana, como bien dices.

KARLAM: pues ahora ponles de fondo algo de Slayer o el disco de Chris Cornell con Timbaland y me cuentas la experiencia jaja

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios una vez más.