domingo, 29 de enero de 2012

THE RIGHT ONS - Sala Malandar, Sevilla (27/1/12)


Tras dos meses de incertidumbre en la Sala Malandar (una de las pocas en condiciones de Sevilla a la que nuestro nuevo alcalde había prohibido dar conciertos) podíamos volver a respirar buena música en el marco de un concierto que prometía bastante dentro un recinto que se reencontraba con su público. Toda una celebración.

Hace dos años The Right Ons visitaron Sevilla en la gira de presentación de su fabuloso disco Look Inside, Now! Particularmente el disco lo escuchaba a todas horas y de hecho lo catalogué como el mejor disco nacional de 2009. El concierto de principios de 2010 fue sensacional. Había toda una primera fila de chavales de unos 13 años que probablemente iban a uno de sus primeros bolos y me encantó ver cómo unos pipiolos abrazaban el rock en vez de dejarse marear por las modas. Estaban enloquecidos bailando y pegando botes. El resto de la sala estaba prácticamente igual de entusiasmados y los que nos brindó la banda fue toda una lección de agresividad, ganas, mucho rock y mucho soul.


En aquella ocasión los teloneros fueron los sevillanos Marvin Green y no estuvieron nada mal. Tanto es así que se fraguó una buena amistad entre las dos bandas y el resultado es que siguen girando y tocando a menudo con los madrileños. El viernes también fueron unos excelentes escuderos y aunque la sala hasta ese momento estaba solo a una cuarta parte de su aforo, ellos lo dieron todo. En el futuro les dedicaré un post a su flamante nuevo disco (recomendado), Los Días De Lowerside (en Spotify).


Y los Right Ons salieron a escena. Poco a poco la sala fue llenándose y uno a uno fueron tomando posiciones. Comenzaron con temas de sus dos primeros discos a partes iguales. Get Out es un disco colosal pero 80.81 y Look Inside, Now! no tienen mucho que envidiarle aún siendo algo diferentes, sobre todo el segundo. La diferencia es que en su nueva criatura prescinden un poco del ramalazo negroide en el que tan bien se desenvuelven y eso se nota en directo. Cuando empezaron a caer canciones del Get Out se notaba más dureza. Había velocidad y contundencia y los más hardrockeros también se quedaron boquiabiertos en temas como I Do What I Want, Purple Neon Lights o la más pausada y setentera Long Road, un tema que a mi particularmente me recuerda a los mejores Deep Purple. Otra de las que más me entusiasmaron fue Time Will Tell, más bailable pero con guitarras igualmente fornidas y que podrían haber facturado perfectamente The Black Keys.


No faltaron clásicos de la banda como Thanks o That's New York y a pesar de que la gente estaba algo más parada que en su anterior visita se notaba que disfrutaban muchísimo. En mi caso particular disfruté como un enano porque si la otra vez me vi semiobligado a ver gran parte del show desde una esquina sentado a causa de mis compañeros, en esta ocasión me coloqué en primera fila con mi cámara y a disfrutar del bolo bailando y pegando botes. Me cuesta saborearlos si no estoy muy adelantado y así también no veo a las estatuas que están detrás mía como si observaran un cuadro en un museo.


Poco a poco se llegó al final de la velada y ya sí, en las últimas canciones la voracidad de la banda había activado a los presentes y eso sí que era una fiesta a la altura de otras noches. La banda levantó al público y le inyectó una buena dosis de adrenalina que no pudieron rechazar. Un buen porcentaje de gente bailaba o agitaba la cabeza compulsivamente. Los músicos habían activado ese resorte desinhibidor no tan fácil de encontrar. Los ingredientes de la receta se ven de lejos... un gran repertorio, talento, potencia y mucha ambición.

La sensación que me queda es que solo puedo darle un sobresaliente a un conjunto que tanto en directo como en el estudio de grabación me parecen, no solo infalibles, sino de las mejores propuestas que tenemos y que al mismo tiempo podemos exportar. Si encima le sumamos que son unos tíos bastante majos no hay duda de que mi admiración por ellos va a durar mucho tiempo.

2 comentarios:

Johnny dijo...

En las últimas ocasiones que tuve la oportunidad no pude ir. Después de leer esto intentaré que la próxima vez no se me escapen. Saludos.

LoRbAdA dijo...

No te los pierdas Johnny!! Son cojonudos. Gracias.