jueves, 22 de marzo de 2012

TOOTS AND THE MAYTALS


Ya escribí hace bastante un post en el que contaba lo mucho que me gusta la música jamaicana y la historia de su gestación como tal. Principalmente la más primitiva, desde que nació el ska, pasando por el rock steady  y terminando en el reggae más añejo, deudor de todo lo anterior y que posteriormente se extendió por todo el planeta creando una fiebre por esta música que aún dura hasta hoy.

El hecho es que pienso que hay cosas universales. Si te gusta el flamenco tienes que conocer al menos a Camarón. Tienes que haberlo escuchado más o menos veces y probablemente te guste. Del mismo modo si te gusta el soul tienes que conocer a James Brown y en el rock algo te tienen que atraer los Rolling Stones. La cabra tira pal monte. Son solo ejemplos, pero me sorprende que mucha gente escuche muy a menudo música reggae y les hables de Toots & The Maytals y no les suenen. Del mismo modo una vez que se los pongo, abrazan al grupo como una religión, no pueden creer que hayan ignorado semejante sonido.


Toots & The Maytals fueron una de las primeras bandas que le dio otro pequeño giro de tuerca al sonido jamaicano. De hecho lo definió prácticamente poniéndole nombre al estilo, con la primera canción donde se utiliza el término reggae, en Do The Reggay, en 1968. La diferencia es que el amigo Toots iba muchos pasos por delante a sus contemporaneos. De joven cantaba en un coro gospel y eso se hizo latente, junto con su amor por otras músicas (extrapolado también a sus compañeros Henry "Raleigh" Gordon y Nathaniel "Jerry" McCarthy) como el soul, el rithm & blues, el funky, la música africana y por supuesto los antes mencionados ska y rock steady.

Discos como Do The Reggae, Funky Kingston, Monkey Man o Reggae Got Soul deberían ser una bandera bien grande y un espejo donde mirarse para el reggae. Especialmente Funky Kingston, un álbum espectacular, palpitante de soul y para mi el mejor disco del género. La obra cumbre que todo grupo tiene y que es inigualable hagan lo que hagan.


Aún así, toda la carrera de esta banda es admirable. Desde sus comienzos junto con los Skatalites o Prince Buster (el primer cantante de ska que incluyó influencias africanas a sus canciones) hasta llegar a los 70, donde toda la fuerza y la energía de la banda explotó en un puñado de discos sensacionales. A finales de los 80 su sonido se vio mermado por la evolución de las técnicas de grabación, registrando discos con un sonido más pulido pero casi siempre con los deberes hechos. Al igual que en la actualidad, Toots tiene una voz más limpia y ha mejorado técnicamente como cantante. Pero a mi me gusta más la textura más astillada de sus cuerdas vocales en las primeras décadas. Aún así Toots & The Maytals siguen girando y sacando discos, lo cual es motivo de alegría tras ya 40 años. También han sido reivindicados por gente de la talla de The Specials, Eric ClaptonThe Clash, Amy Winehouse, Jeff Beck e incluso Izzy con sus legendarios Ju Ju Hounds.

Os dejo un enlace con un playlist que me tengo hecho a mi gusto, por si os apetece escucharlos y sumergiros en el sonido de la que considero la mejor banda de reggae que ha habido.

 

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Sin dudas. Entrada original. No tengo ni idea de música jamaicana, pero la portada que has puesto transmite buen-rollismo a muerte. Un abrazo crack!

LoRbAdA dijo...

Pues si t planteas adentrarte en el mundillo de la musica jamaicana Toots & The Maytals son una excelente elección.

Un abrazo.