lunes, 15 de octubre de 2012

WANDA JACKSON - Unfinished Business (2012)


La reina del rockabilly está que no para. El año pasado sorprendió a todos con The Party Is Ain't Over y esa modernización de su sonido. El experimento estuvo bien. Jack White la produjo y aportó su guitarra. Buenas canciones, alguna versión y alguna eclosión ruidosa de las seis cuerdas del ex White Stripes le daban una vuelta de tuerca al sonido al que esta mujer nos tenía acostumbrados. Pero seamos honestos. ¿Cuantos de vosotros seguís escuchando el álbum hoy? Da la sensación de que White lo hizo con toda la mejor intención del mundo, que se lo pasaron a lo grande y que era lo que Wanda necesitaba en ese momento. Pero eso no quiere decir que sea lo que más partido le saca a un artista  ni el terreno donde se siente más a gusto. Y probablemente este fue el problema. Aún así fue un buen trabajo.


Ahora Justin Townes Earle, el hijo de Steve Earle, un excelente músico que no solo bebe de las raíces más clásicas sino que las practica al dedillo, ha querido también producir a esta señora con muchas cosas que decir. Le propuso hacer un disco en el que volviera a sus orígenes, cosa que a Wanda le entusiasmó. Se pusieron manos a la obra y el resultado es bastante bueno. Unfinished Business, el cual salió al mercado el pasado 9 de octubre, es un trabajo que suena fluido, natural y que le sienta genial a la voz de la cantante. En The Party Is Ain't Over las cuerdas vocales de Wanda Jackson sonaban distantes, con eco, casi lejanas. Un tratamiento que está bien para un par de canciones o para un fragmento concreto pero no para un disco entero. Aquí todos los instrumentos (incluida la voz) suenan como deben de sonar. Puedes imaginártelos en directo y eso es algo muy positivo. Las canciones ganan con cada escucha y el disco entero es algo compacto y entretenido.


Aquí podemos escuchar temas originales mezclados con algunas versiones de gente como Etta James, Woody Guthrie o Bobby Womack. Grabado en Nashville, Wanda vuelve a demostrar su talento para el rockabilly, el country y el blues y parece habérselo pasado realmente bien a tenor del resultado final, sus declaraciones y de algún que otro vídeo que hay por la red. Esta mujer vuelve a estar en lo más alto con 75 años y no piensa soltar la inercia que lleva desde hace tiempo. Sigue girando, sigue currando y sigue demostrando el talento y la pasión que tiene por la música. Todo un ejemplo a seguir, sí señora.

3 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Lo comenté el otro día en otro blog que todavía no me había acercado a este nuevo álbum pero no tardará la cosa porque esta mujer es de fiar.
como bien señalas al final del post ¡un ejemplo a seguir!
Y que sea para muchos años más.

Saludos.

PUPILO DILATADO dijo...

Wanda Jackson de nuevo entre nosotros!!. Parece que su anterior disco no llegó a convencerte demasiado, sin embargo, en mi caso personal me hizo redescubrir a una mujer que tenía olvidadísima y a la que nunca había prestado la atención suficiente. Nos haremos con el disco sí o sí, ese acercamiento más directo y puro siempre es una apuesta segura y, alomejor, más honesta.

Me encanta la estética U.S.A. 60's...y el cameo de cierto actor porno del que no recuerdo el nombre ahora mismo, jejeje!

LoRbAdA dijo...

ROCKLAND: acércate y pégate a él. No va a cambiar la historia pero suena de maravilla. Una mujer con bastante gusto, criterio y pasión por lo que hace.

PUPILO DILATADO: sí me gustó, de hecho lo tildo de buen disco. Lo que pasa es que me da la sensación de que siguió las directrices de White, con el sonido que él quería, como lo de la voz. En este se nota que ha participado más en el proceso o al menos yo veo que ha salido favorecida con una producción más sencilla y donde suena de maravilla. Quizás es que la asocio más con lo que pienso que le pega a ella, no deja de ser una opinión personal. Pero es como el par de canciones que le grabó White a Tom Jones el año pasado. Suenan de cojones!! Pero dificilmente aguantaría un disco entero así, puesto que Tom Jones no es ruidoso. No se, ya te digo, probablemente sea mio el problema pero lo cierto es que este trabajo me ha gustado más

Un saludo a los dos.