miércoles, 9 de enero de 2013

""Por Amor A La Música"" THE DARKNESS - Permission To Land (2003)


Admiro a Lemmy pero si algo puedo echarle en cara es haber cometido la estupidez de burlarse de The Darkness y en concreto de su cantante Justin Hawkins en el documental sobre el líder de Motörhead. Probablemente a Dave Grohl le pareció muy gracioso todo pero es estúpido ningunear a una banda con una personalidad arrolladora. Puede gustar más o menos pero decir que su disco debút, Permission To Land, es una mierda es de necio o como poco de ignorante. Aunque probablemente se trataba solo de una gamberrada como el que se ríe en el colegio de otro niño con un par de años menos y le mete caña. Eso sí, Lemmy debió quedarse con los ojos como platos y maldecir a Hawkins cuando unos años después intentó entrar en un concierto de los ingleses y había órdenes estrictas de no dejarle pasar. 

No recuerdo donde leí la crítica que me hizo lanzarme de cabeza por este disco pero sí recuerdo que fue darle al play y darme cuenta de que no estábamos ante el enésimo timo de la estampita ni ante algo fugaz y pasajero sino ante una banda con auténtica personalidad y mimbres de sobra para mirar cara a cara a la mayoría de grupos. Guitarras herederas de los hermanos Young, canciones que emulaban los paisajes sonoros de Thin Lizzy o Queen y un cantante con carisma, descaro, divertido, con una estética deudora de Steve Tyler (su traje de rayas blancas y negras de hecho es un calco casi exacto del que lucía el de New Yorkers en los 70) y con una voz diferente a todas, algo muy dificil, que un cantante te haga darte cuenta de que aún hay espacio en tu cabeza para la capacidad de sorpresa.


Ya con los guitarrazos de Black Shuck al principio uno piensa que vamos a tener otra clonación de AC/DC pero es empezar a cantar Hawkins y transforma la canción y la catapulta muchos metros por encima. I Believe A Thing Called Love, el gran hit que los convirtió en nº 1 en Inglaterra y les abrió el camino en los States, un gran tema pero no creo que sea el mejor del disco aunque es el single perfecto y la canción que volvió a poner al rock inglés en el ojo de todos, algo que no pasaba desde Oasis y la fiebre por el brit-pop. Growing On Me es un medio tiempo enorme donde el estribillo juega con coros que le sientan de fábula y es de los pocos temas donde su cantante no abusa del falsete. Love Is A Feeling, tema lento para ponerse meloso pero que demuestra el talento de la banda para hacer temas bonitos pero también poderosos y con alma, algo que muchos grupos no consiguen ni alcanzar con la punta de los dedos, a veces cayendo incluso en el ridículo de baladas bochornosas. Por supuesto Get Your Hands Off My Woman y Givin' Up otros dos trallazos para ponerse a saltar y practicar el "air guitar" pero que también demuestran algo que no todos los cantantes son capaces y que hace poco en una entrevista Joe Perry alababa sobre Steve Tyler, la capacidad para crear ritmo con los fraséos, cosa que Hawkins también hace de maravilla.

En definitiva es un disco sin desperdicio. Al igual que se dice que del cerdo se comen hasta los andares de este disco se disfruta hasta de la portada. Con una chica desnuda dando señales a una nave para aterrizar, rememorando esas portadas clásicas de los 70 que tanto echo de menos, en concreto recordándome a las de Boston, una de las bandas con un sonido más apabullante que haya escuchado jamás y de la que The Darkness también beben. Y hablamos de beber de sonidos. Siempre se habla de Thin Lizzy, AC/DC, Aerosmith o Queen pero a mi hay temas que me recuerdan una barbaridad a mis amados Cheap Trick.


En 2013 se cumplen 10 años ya de la salida al mercado de uno de los debúts más apabullantes que se han hecho en muchísimo tiempo y un disco crucial para devolver a los ingleses el autoestima que nunca debieron perder. En su día dominaban el mundo del rock gracias a Clapton, The Faces, The Beatles, The Rolling Stones, Led Zeppelin, Queen y otros tantos. The Darkness fueron la mejor noticia para una riqueza musical, al menos en cuanto a popularidad, mermada y para nosotros es una satisfaccción ver que la banda de los Hermanos Hawkins han limado sus diferencias y han vuelto con un gran disco bajo el brazo, con los mismos ingredientes (incluyendo una gran portada) y ya van tres de tres en su haber.

Y tratándose de una gran portada para dar salida esta semana al juego de "Por Amor A La Música" y teniendo en cuenta el frio que hace, he pensado en caldear el ambiente un poco. La clave es buscar discos donde aparezcan cuerpos desnudos o semi-desnudos.

12 comentarios:

M.A.V. dijo...

¡Diez años! De repente me he sentido muy viejo. Los dos primeros álbumes de los Darkness los deboré en su momento, y aunque nunca he vuelto a ellos, me siguen pareciendo grandes discos.

mmmm... ¡cuerpos desnudos! :D

juanvi dijo...

Para mi es el mejor disco de debut de los últimos 15 años. Un auténtico bombazo!

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Genial este disco, que pena que lo que han hecho despues no haya estado a la altura, aunque no he escuchado el último!

Chals dijo...

Todo son buenas críticas a este disco, lo de Lemmy es pura envidia. Me has traido recuerdos con este disco y esa portada, muy buena por cierto, como antes, en Permission to Land la música empieza desde la ilustración de la portada. La clave está muy bien. Manos a la obra.
Excelente reseña. Saludos

Alberto Secades dijo...

Jo. Tengo la mala suerte de debutar con un territorio que es, en exceso, oscuro para mí. He intentado darle una oportunidad, pero no me siento capacitado para apreciarlos.

La historia narrada está repleta de interés y la clave está llena de sugerentes posibilidades. He escogido pronto la mía y tan sólo espero no resultar demasiado obvio.

Un abrazo y gracias por dejarme participar en el juego.

Kar dijo...

10 años ya de "Permission To Land"!!! la hostia... en fin, me parece un disco en el que cualquiera de sus cortes podría ser un single (a excepción de uno o dos a lo sumo), si este concepto de single tuviera sentido ahora en el siglo XXI y las FMs no fueran la basura que son ahora. Me pareció una pena que jugaran demasiado con el humor, lo cuál no es necesariamente malo, tanto, que todo el mundo se los tomó como un chiste. Pasaron a ser una broma, cuando eran una gran banda. Su segundo disco, sin ser tan apabullante, es también estupendo. Y su retorno... pues es otra cosa, y baja el nivel respecto a los dos anteriores, pero me alegro de que sigan ahí. No siempre se puede acertar de pleno, y no cabe duda de que es un buen disco, igualmente.

javistone dijo...

Diez años, madre mia... Este disco es espectacular, pero mi aprecio hacia ellos ha casi desaparecido, lo que han hecho después no es nada al lado del Permission. Es una pena, pero así es. Ojalá hubiesen sido capaces de mantener el nivel, pero es cierto que la banda ha pasado por todo y casi nada bueno. Estos son los tiempos que nos ha tocado vivir, donde la fama te dura dos días por culpa de la prensa, las drogas, la industria... A la pobre Amy me puedo referir, por ejemplo.
Ea, saludos, que me enrrollo.

Tyla DeVille dijo...

Diez años del debú de The Darkness... De repente me siento veterano...

Yo los descubrí a través de una portada-dossier de la Heavy Rock (Hey, era muy niñato)que glosaban su primera visita a España y los vindicaban como la última promesa del R'n'R, y lo cierto es que, al oírlos, secundé por completo esa afirmación.

Quizás exagere-idealice por la distancia que otorga el paso del tiempo, pero los Hawkins le dieron al R'n'R a nivel mainstream uno de sus últimos empujones: De repente salían bandas del palo de hasta debajo de las piedras (¿Recordáis a Young Heart Attack?)y los medios tenían un huequito para ellas... Había otra expectación en torno a las cosas.

Aún no he escuchado el último, del que los adelantos me dejaron más bien frío. Quizás temo que la realidad choque con el alto concepto que tengo de ellos, o que el paso del tiempo me haya alejado de su sonido, a saber.

Rock-On!

TSI-NA-PAH dijo...

Como dice el amigo.M.A.V! Diez años ya! madre como vuela el tiempo!Estos tios pudieron ser aun mas grande.Site digo la verdad me quedo con su primer trabajo y luego el resto me parece bueno, pero no me sorprende tan gustosamente como este primer trabajo!
Buena idea lo de la portada sexy!
A+

Blue Monday dijo...

Si señor, recuerdo hace 10 años al verlos por primera vez. Pensé que alguien había recuperado la esencia y la actitud del rock, en un momento en el que hacía falta. Que grandes. Fabuloso post.
Abrazos

PUPILO DILATADO dijo...

Amigo Lorbada...¡Casi me has pisado la clave para cuando me llegue el turno!! jajaja!. No te preocupes, tengo algo preparado en la recámara y no es exactamente igual...es un poquitín más retorcida, (jejeje)

La verdad es que "Permission To Land" lo sitúo al lado del debut de Buckcherry en 1999 como los mejores debuts que el rock'n'roll ha dado y que no se han vuelto a repetir a nivel de popularidad. Recuerdo perfectamente lo que me sorprendía ver a Justin hawkins en aquella época de 'chandal metal' y bandas sosísimas 'indies' llevando sus mayas 80's y azotando a las masas en estadios y festivales. Pensé que el rock'n'roll volvería por sus fueros a pesar de que se riesen de ellos y no fue así, como era de esperar. Por lo menos nos quedaremos en que han vuelto con un muy buen disco aunque no esté al nivel, ni de largo, de este "Permission To Land". Y qué canciones!!! "Black Shuck", "Get Your Hands..", "Givin' up" y el archiconocido "I Believe..." fueron trallazos vitamínicos del mejor rock'n'roll.

Combiné Buckcherry con The Darkness una y otra vez y te aseguro que sólo Hellacopters, Gluecifer, Backyard Babies y Turbonegro me apartaban un poco de estas dos obras maestras que revitalizaron una escena que empezaba a desaparecer a nivel 'mainstream'.

Acojonante post, con pasión y devoción rockera, como no podía ser de otra manera.

KARLAM dijo...

Lo petaron tan fuerte con este disco que seguramente nunca más lo van a superar. Al menos mantienen un nivel bueno después de reagruparse, y en el Azkena demostraron que tener muy buen directo.

Recuerdo que me compré el original al poco de salir a la venta, "por gentileza de la empresa" para la cual trabajaba entoces (había un presupuesto para ello). Tenía que dar ambiente al local... Metí el importe en "otros gastos", y cuando me echaron meses después "Permission..." lo adjunté por mi cuenta con el finiquito, jeje. Eso sí, les dejé una copia con la portada escaneada a color y tó, jojojo! Supongo que, en el mejor de los casos, allí seguirá pudriéndose en algún rincón lleno de polvo.

Saludos!!