miércoles, 13 de febrero de 2013

RHINO BUCKET - Sala La Boite, Madrid (12/2/2013)


No es que esté desilusionado porque tampoco esperaba nada de la banda. Servidor solo quería disfrutar de algún concierto de rock sudoroso en su semana de vacaciones. Pero lo vivido en la Sala La Boite me hizo replantearme muchas cosas. Una de ellas es que no hay que fiarse tanto de los desmedidos elogios que se puedan filtrar por la red. En segundo lugar algo que ya tenía claro. Sí, un grupo funciona en un disco, pero eso no significa nada. En directo es donde se ve realmente si hay mimbres. Su disco de 2011 Who's Got Mine? me gustó bastante y por eso acudí anoche a verlos. Pues toda la fuerza y potencia que les intuía se desinflaron en la tercera canción. A partir de ahí no volví a tener esperanzas en todo el show de que la cosa fuera a cambiar y que remontaran. Solo algunos destellos de su bajista y en especial de su guitarrista (los únicos que le ponían ganas) me hicieron levantar un poco las cejas y conseguir que esbozara una pequeña mueca de satisfacción. Otro tema es el de el público. Está muy bien que cuando terminen cada tema se lleven una ovación. Pero es más relleno que otra cosa. Porque si en el meollo, en medio de las canciones, el público apenas mueve un poco la cabeza es que algo falla. Aunque tampoco puedo hablar por todos porque también vi a gente que se lo pasó bien, no siendo este mi caso.


Y todo esto no es por hacer sangre a una banda que cumplió y poco más. Es una crítica directa y airada a su frontman Georg Dolivo. Él es el líder y debería defender la imágen de Rhino Bucket. Quiero decir, cuando un grupo de rock suena bien, sus miembros cumplen y lo único que falla es su cantante y alma máter es un gran problema. No solo porque contagia a los otros músicos con su sosería sino también al público. Si eres el cantante de un grupo indie lo entiendo, la gente puede ir buscando ese concepto de cantante estático sobre las tablas y me parece perfecto. Pero un grupo que dice beber de AC/DC y que factura un rock festivo y agresivo debería de dejar a la gente con los ojos abiertos. El ejemplo más claro son los catalanes '77 quienes hacen uno de los shows más espectaculares que se pueden ver hoy día en toda Europa. Pero Georg Dolivo solo sabía tocar mientras miraba a su izquierda y a su derecha al público. Una y otra vez con cara de palo. El hombre tiene cero sentido del espectáculo y avanza con el automático puesto desde el principio hasta el final. No le pido que se tire al público pero al menos que finja un poco de entusiasmo o que interactúe con alguno de los miembros de la banda, con alguien del público, no sé... con los camareros ¡algo!

En fin, que no volveré a pagar en mi vida por ver a Rhino Bucket y es una lástima porque creo que tienen una gran sonido y buenas canciones. Pero Georg Dolivo (que no tanto el resto de la banda) es tan, tan aburrido en directo... y no tiene pinta de que la cosa cambie a estas alturas del partido.

10 comentarios:

Kalimotxo Refresco Txabalería dijo...

Pues ya lo siento, Lorbada, k no disfrutaras del show. Quizá no hayas tenido en kuenta k era el koncierto #33 de la gira k empezaron el 10 de enero de este año por toda Europa, quizá te pillara mal día... Yo tuve okasión de verlos hace tres días en la Louie Louie de Estepona, y dieron un konciertako (el #31) del kopón bendito: no es mi opinión personal, puedes preguntar a kualkiera de los asistentes de la sala, jamás vi tanta peña saltando y aklamando a la banda en entradas y bridges de las koplas. No koincido kontigo en k no sirven pál directo, es justo al revés: al menos en Estepona sonó mutxo mejor kon diferencia k inkluso el directo k akaban de reeditar. A la banda no le importó lo más mínimo k la sala no estuviera llena hasta la bandera, nos lo pasamos kañón desde la primera hasta la última de las 20 koplas k deskargaron de un setlist perfectamente elegido (a mi juicio el mejor de sus últimas visitas, kon el primer diskazo al kompleto durante la primera parte y la mitad del segundo disko durante la segunda parte) k inkluía una selección del resto de sus diskos y dos koplas nuevas k no desentonan en absoluto con los grandes klásikos. Por si te interesa, los detalles los tienes en http://www.setlist.fm/setlist/rhino-bucket/2013/louie-louie-estepona-spain-53dbc725.html

P.D: No tengo nada k ver ni kon la banda ni kon los promotores, únikamente me gusta ver bandas de rock k se dejan la piel en los garitos y me parece de ley al menos rekonocer esa labor.

Mr. Sabbath dijo...

Vaya, yo tenía entendido que son una apisonadora en directo. No se, porque no los he visto nunca, cosas que he leído o me han contado. Eso si, lo que si me enteré en su gira pasada es que ciertamente tienen muchas fechas, y en algunas, se aprecia el cansancio, no se. Aunque claro está que cada cual tiene su gusto, y en eso ya no existe discusión.

Saludos!!!!

Tyla DeVille dijo...

"Una de ellas es que no hay que fiarse tanto de los desmedidos elogios que se puedan filtrar por la red"

Ahí l'has dao, amigo Lorbada. En estos tiempos cualquier medianía es ensalzada a la categoría de banda de culto, y ahí que andarse con lupa, que no está el horno para bollos.

Kalimotxo, que sea el concierto nº 33 (o el 73, tanto da) no justifica nada, bueno sí, que cómo apunta el buen Lorbada quizás el directo no sea su terreno. Ahí tenemos a los Fleshtones o Motorhead, más viejos y currándose giras igual o más largas... Y cumpliendo!

Rock-On!

KARLAM dijo...

Yo tampoco voy a volver a pagar por ver un concierto de estos tios. Cuando vinieron hace años por Gijón me dejaron exactamente las mismas sensaciones que a ti. Un concierto regulero y para cumplir. De aquella recuerdo que Georg Dolivo también estaba algo jodido, no se quitó en todo el concierto una braga-cuello que me daba calor hasta a mi. Luego, que si dan giras de concierto por dia durante un mes o más eso no hay cuerpo que lo aguante. Normal que acaben reventados y toquen como quien va a la oficina para fichar. Esa disculpa vale para una vez no más. Los espectadores pagan o pagamos por ver otra cosa.

Y muy bien traída la comparación con los ´77, se comen a estos y a un montón de bandas más del palo sin pestañear. El "problema" es que son de aquí, claro... Seguro que Nick Royale tiene algo que decir al respecto.

Saludos

ROCKLAND dijo...

Es que Dolivo no es la alegría de la huerta que digamos. El tío va a piñón fijo y no se molesta mucho en animar a las masas.
Yo le ví hace unos años y fue bastante parecido a los que viste tú.
Cada día tengo más claro que hay cien mil galaxias entre los grandes clásicos y muchas de las formaciones que rellenan las salas de este país actuando cada día con mal sonido y fatigados de hacer tantos kilometros entre ciudad y ciudad.
Yo lo tengo claro: a seleccionar mucho más. Hay demasiada oferta y mucho truño.

Saludos.

Kalimotxo Refresco Txabalería dijo...

El de Estepona fue el #31, y en mi "molesta" opinión :-) kumplieron con kreces... pá gustos los likores. Ahí otro enlace a la krónika de La Boite, algo más téknika, por si sirve pá konvencer a Mr. Sabbath (ya nos kontarás) de k no se lo pierda: rekuerda k es la oportunidad de verlos tokar el primer diskazo entero y la mitad del segundo :-) http://mercadeopop.blogspot.com.es/2013/02/rhino-bucket-2013-la-boite-madrid.html

P.D: Por supuesto volveré a pagar (máxime si son diez putos pavos) por verlos todas las veces k vengan: no son AC/DC ni tienen k serlo. Salud y rock'n'roll pá tós :-)

CASAS dijo...

Bueniiisimo el blog!

LoRbAdA dijo...

kalimotxo refresco txabalería: hace poco vi a los Jim Jones Revue y venían precedidos de muy malas críticas en Barcelona. El sonido fue patético y condicionó el humor del público y la banda. Aún así fui a verlos a Madrid y se marcaron el mejor concierto que he visto en este último año. Si ves las crónicas de sus conciertos verás que por donde pasan arrasan aunque una noche mala la puede tener cualquiera. Pero como ves hay más gente que los ha visto en otras ocasiones y opinan igual, vieron que el tio pasa 3 kilos y desde el principio está casi deseando terminar. No digo que haga algún concierto bueno de vez en cuando, probablemente los hará a menudo, pero también es cierto que a menudo pasa de todo y no se esfuerza lo más mínimo en dar algo de espectáculo y para 15 pavos que pagué, la verdad, hay muchas bandas de chavales que llevan a lo sumo un par de años tocando y se comen a los Rhino Bucket con papas. Eso sin mencionar, como dice Tyla, a otros grupos mucho más viejunos y con giras el triple de largas que lo dan todo cada noche y tienen el mismo ritmo de conciertos y en salas igual de pequeñas como por ejp. los Fleshtones así como tantos otros trotamundos. Para esa pasividad y desgana tienen licencia Bob Dylan y unos cuantos de la primera división entre quienes no se encuentran precisamente Rhino Bucket.

Mr. Sabbath: como verás solo los he visto una vez en mi vida. Hay un amigo mio que suele decir que se fia de todo el mundo hasta que se deja de fiar. Pues yo esa máxima me la he apropiado y hago lo mismo con los grupos. Vi una noche mediocre y por lo que he leido no es raro que pase. Particularmente, a no ser que vengan a tocar al salón de mi casa, no pienso volver a verlos. Eso sí, no quiero desmotivar a nadie. Si te entusiasma el estilo y tienen una buena noche puede que hagan un gran show, aunque yo no voy a invertir mi dinero en una banda que te da una noche de cara y otra de cruz. Para mi 15€ son 2 horas y media de curro pa ver menos de hora y media de un cantante que va en segunda marcha todo el rato.

Tyla DeVille: nosotros somos los primeros (yo mismo) que nos dejamos llevar por el entusiasmo muchas veces. Aunque suele ser con discos, una vez que toca pagar y ver si una banda funciona realmente hay que ser selectivo. Que Sta. Lana Loveland nos pille confesaos de volver a pagar por ver a un cantante que se aburre y aburre.

KARLAM: Siento que pasaras por lo mismo. Ya digo que lo banda estuvo bien pero Dolivo fue muy pasota en todo momento. Lo que dices, el cansancio a veces es justificable, como tónica general no. Los '77 dieron en el Serie Z 2011 un show alucinante y volveré a verlos mil veces cuando y donde sea.

ROCKLAND: te digo lo mismo que a KARLAM. Me parece mal que pasen estas cosas. Probablemente den muchos conciertos cojonudos pero yo no voy a volver a invertir un solo euro en verlos en el futuro. Aún así el resto de la banda salvaron los muebles además del repertorio y el sonido que sí acompañaron. Y en cuanto al repertorio tb hay que darle a Dolivo lo que es de Dolivo. Pero su pasotismo a mi me reventó el concierto. No está la cosa pa ir tirando el dinero.

CASAS: muchisimas gracias. Bienvenido, aquí tienes tu búnker. Espero que seas un asiduo.

Por último quiero aclarar que no me hace gracia todo este royo porque quien sigue este blog sabe que habitualmente soy positivo y a menudo entusiasta con la mayoría de conciertos. Pero no puedo defender lo que, a mi humilde parecer (es una opinión personal, concreta e intransferible) me parece indefendible.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

sammy tylerose dijo...

Lorbada, si un concierto te parece una mierda y lo dices sin tapujos, ganas en credibilidad. Yo no me fio un pelo de aquellos que siempre aciertan con los discos que compran y que califican de poco menos que históricos 95% de bolos a los que asisten. Leete un Popu cualquiera de los últimos meses, todos los conciertos criticados son de memorables para arriba ...
Estube a punto de ir a Rhino Bucket en BCN y me alegro de haberme rajado. Un colega de criterio intachable me comentó que aquello fue soporífero ... y lo más importante, son GILIPOLLAS. Echaron a patadas del escenario a sus teloneras, mis amigas The Lizards, y de propina, les comentaron que con ese acento, mejor se dediquen a cantar en castellano ... unos perfectos gentleman, ya ves. Fuck Off Rhino Bucket.

LoRbAdA dijo...

La verdad es que no tengo nada en contra de Rhino Bucket aunque si a mi experiencia hay que sumarle lo que me cuentas (viniendo también de alguien de criterio intachable) es porque encima son unos cretinos. O eso o tienen un problema muy serio de ego y falta de profesionalidad. En fin, mi vida no va a cambiar pero lamento lo de The Lizards, que seguro que les patearon el trasero en directo. Pues eso, "las cosas del directo..."

Un abrazo