miércoles, 20 de noviembre de 2013

RANCIOCINIO NACIONAL


Es la primera vez que servidor habla de política en el blog. Pero es que llega un punto en el que uno explota. Y la mecha se ha acabado por dos acontecimientos. Uno, la infame Ley De Seguridad Ciudadana que probablemente se apruebe. Una de las mayores tomaduras de pelo de la historia de la democracia diría yo. Un blindaje para los políticos. Aquellos que deberían ser la solución y que son el problema;  los que nos roban; los que viajan en primera clase a ver a deportistas al extranjero en hoteles de 5 estrellas y luego le pasan la factura de 3.000 euros a su respectivo ministerio mientras recortan en el mismo; los que destruyen las pruebas de décadas de corrupción y besamanos con constructores; los que se gastan el dinero de los desempleados en putas y cocaina; los que dicen que la crisis ha terminado mientras Bruselas nos pide más recortes, mientras no se crea ni un solo puesto de trabajo, mientras cada vez hay más gente en la calle y más abuelos tienen que mantener con su pensión a familias enteras... Una Ley De Seguridad Ciudadana que prohíbe al ciudadano protestar y hacer ruido de verdad, rodear edificios significativos o grabar a maderos abusando de ciudadanos y dándoles muerte a golpes. 

Que les jodan. Servidor siempre ha sido un ácrata pero llega un punto, cuando uno ve las colas que hay todas las mañanas, cerca de mi casa, en un centro de caridad para pedir comida, como se han duplicado en un año, como hay familias enteras que viven en la calle arropados por un par de mantas, como se malgasta el dinero y no hay ni una sola persona en ninguno de los juicios y las causas que todos los días salen en las noticias que sea juzgado o declarado culpable o dimitan de vergüenza... llega un punto en que se nubla el cerebro y entran ganas o de pirarse de este país de catetos y chorizos (sí, de catetos y chorizos) o agarrar un fusil y protagonizar mi propio videojuego.


El segundo motivo es ver cómo nos la vuelven a colar con los mismos cantantes indigestos y monstruosos de siempre. De verdad tienen que pagarle siempre con nuestro dinero a Raphael en la lotería, a Raphael en el especial navideño de la primera, a Raphael en el homenaje a la madre que le parió... y así con todos esos productos más que caducados que no han compuesto una canción en su vida y que se empeñan en llamarlos artistas. No señoras y señores. En mi alegato final diré que un artista es quien crea. No es quien interpreta. Entonces esta gente son chupopteros, parásitos, vividores de rentas pasadas y los overprotected de la SGAE y de los programas más rancios imaginables. Que tenga montones de amigos con talento pateándose locales de ensayo para que cada vez pongan más restricciones a los garitos donde se puede tocar música en directo, se suba el iva al arte y se persiga al músico callejero. Aunque supongo que desde una mansión en Miami es mu fácil la realidad política y musical en España.

Rancios, rancios y rancios. Y catetos y chorizos, no me olvido. Con mi dinero no se juega. Llevo ya muchos años currando, costándome la propia vida ahorrar una mínima cantidad para que se mangue y se despilfarre lo que es mio, nuestro. Para que nos la metan doblada todos los días con alguna ley nueva o algún recorte mientras los políticos viajan en primera clase, comen como dioses o se gastan 50 millones de euros al año en agua embotellada porque son incapaces de beber del grifo. Y que razón tiene  Pedro Vera con sus ranciofacts, una radiografía de toda la mierda que nos rodea y de lo cutres que somos. Y digo somos, porque en mayor o menor medida aquí no se salva ni el apuntador.

6 comentarios:

Orlando dijo...

Entre la Lomce y esto , tiene una pinta a la españa de epocas pasadas, y no quiero seguir hablando .

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

En lo político ya sabes como pienso, Lorbada: da asco ser español y este gobierno ha llegado ya a extremos totalmente antidemocráticos y antisociales. Pero hay una cosa con la que no estoy de acuerdo, es más, es falsa: Camarón y Elvis —por ejemplo— no componían, eran intérpretes, pero eran artistas de primera categoría.

Un abrazo.

KARLAM dijo...

Suscribo lo dicho y me quedo con lo de cutre. Como diría mi amigo Carlos: Saben que podemos enviar un tweet, llorar de impotencia en facebook, o escribir un post como este, pero levantarnos, no nos levantaremos, porque nos ha hecho efecto la anestesia general...

LoRbAdA dijo...

Orlando: La Lomce es una jodienda más, otra puñalada a los ciudadanos y a nuestro futuro más inmediato. La educación es uno de los pilares básicos de cualquier país. Son tantas ya...

Gonzalo: hay muchas excepciones en mi opinión, aunque Elvis no se si era una excepción. Lo digo porque aunque compuso muy pocas canciones sí que co-escribió algunos himnos del palo de Love Me Tender, Dont Be Cruel o Heartbreak Hotel. Aún así revolucionó un estilo y se convirtió en la punta de él al igual que Camarón. Pero es cierto, hay gente con un don y artista capaz de transformar ciertas canciones. Puede que Montserrat Caballé lo hiciera en su día o Raphael en los 10 primeros años de su carrera. Pero rancios son desde hace décadas y Marta Sanchez y Bustamante desde que nacieron.

KARLAM: o nos levantamos una ve al año y así nuestra conciencia está más tranquila. No se hasta cuando podremos aguantar. He leído que en el extranjero se hacen chistes sobre los españoles, como los típicos chistes de lo tontas que son las rubias pero con los españoles como cobardes.

Tyla DeVille dijo...

Iba a escribir para poner algo muy similar a lo de Gonzalo, pero el ha ilustrado mi opinión perfectamente.

¿El anuncio? Rancio a more no can, pero ésta generando una sana corriente de gifs, memes y cachondeos que son de agradecer. No podía ser de otro modo, de todas formas, las navidades son algo rancio per se.

PD: Los EP's sesenteros de Raphael, los de Phillips, tienen verdaderas JOYAS de pop y beat.

Rock-On!!!

LoRbAdA dijo...

Tyla: hablo de darle la pasta siempre a los mismos, a los que salen en todos los programas, en todas las galas. Igual que no me parece bien que se gaste una millonada en el anuncio de Freixenet o El Corte Inglés pero son empresas privadas. Aquí apoquinamos todos para hacer esta mierda. Y es que estoy mu mu quemao de ver a los mismos siempre.

Por otra parte pienso que todo aquel que se dedique a cantar o a tocar no es un artista. Un artista hace obras de arte por definición. Hay algunos que lo consiguen y otros que no. Y otros que lo tuvieron durante un tiempo pero lo perdieron en el sendero del pastizal.