miércoles, 12 de noviembre de 2014

20.000 DÍAS EN LA TIERRA - Iain Forsyth & Jane Pollard (2014) "NICK CAVE VUELA ALTO"


Hay artistas, en la muy longeva historia del rock, que desprenden un aura de misticismo por encima de la media. Crooners post-modernos que están sobre el bien y el mal y que se esfuerzan en dilatar su estela de misterio y leyenda dejando entrever muy poco o nada de la persona que hay detrás. No se trata de una pose. Probablemente en algún momento de sus vidas lo fue. Ya es una actitud de vanidad asimilada, mejor o peor, según se quiera ver. Esto no es malo. Si funciona, entras en el juego y te dejas llevar, hasta el más soberbio de los personajes puede caerte bien y activar tu admiración por él. Nick Cave es uno de ellos. 

20.000 Días En La Tierra es un falso documental que nos guía por 24 horas ficticias en la vida del australiano, quien nos narra toda la historia. La película en sí es una herramienta para ensalzar a Cave hacia la estratosfera del olimpo de los héroes del rock. Y no digo que no lo merezca, todo lo contrario. Se lo ha ganado a pulso. A base de calidad con grandes discos, enormes propuestas, experimentación, honestidad e inconformismo. Pero sobre todo gracias a un tenaz esfuerzo diario capaz de dejar exhausto a la mayoría de sus contemporáneos. El documental retrata al Cave obsesionado con su trabajo desde la perspectiva del hoy, del músico del presente. De vez en cuando gira durante unos segundos la cabeza para mirar atrás pero inmediatamente vuelve a redirigir sus pupilas al frente. Otros documentales rellenan y rellenan con historias del pasado, imágenes de archivo, anécdotas ya contadas una y mil veces... Poco de eso encontrarás aquí. Casi todo lo rodado es nuevo, con una excelente fotografía y un buen trabajo artístico detrás. Incluso se permite el lujo de darle protagonismo a las canciones de su último y excelente álbum, Push The Sky Away (2013) al que también le ofrecen guiños visuales como en la primera secuencia, donde Cave abre las ventanas de su habitación para que entre la luz; esas ventanas y esa habitación que son protagonistas de la preciosa fotografía de portada del reciente disco. Y con no caer en la nostalgia y en la hemeroteca yo descifro valentía, una vez más.


El film se sustenta en dos pilares. El primero es el esfuerzo y currazo diario que se pegan Cave y su compañero de batallas Warren Ellis. Nunca he visto un documental que dedique tanto metraje al trabajo creativo, a la persistencia y artesanía que hay detrás de una canción. Muchos minutos con Cave probando melodías, fraseos, ritmos, entonaciones, escribiendo, recortando, garabateando... Es de agradecer, al menos para mi. Muchos espectadores terminarán zambullidos en el hastío pero a quien le interese el proceso que hay antes de que algo empiece a sonar mínimamente decente lo agradecerá. Se trata de llegar a grandes canciones mediante confusión, perseverancia e intuición. Días de esfuerzo para que de repente surja un elemento rescatable y desde ahí construir algo que más tarde puede convertirse en un precioso himno. El segundo pilar son las emociones. La emoción de componer, la emoción de tocar, la emoción de ver las caras de los fans de las primeras filas, la emoción de vivir por y para escribir y la emoción de recordar algunos pasajes de su infancia y su relación con su familia y sus comienzos. Esto lo expone mediante una conversación con un psicólogo donde pretende humanizar su figura (sea cierto o falso lo que cuente, ya sabemos como se las pueden gastar gente como Tom Waits en este aspecto), algo muy interesante, con algunas respuestas de una factura bellísima y poética para explicar ciertos sentimientos también sobre la magia de la música con los que a menudo me pude identificar y en otros casos simplificando otras cuestiones, donde se podría haber enredado en circunloquios, a elementos muy sencillos, de una lucidez extraordinaria. Lástima que el psicólogo desaparezca incomprensiblemente a mitad del film porque era de lo poco que nos hacía vislumbrar qué persona era la que se ponía el traje de estrella del rock, el Nick terrenal y relativamente humano.


Puede que la película sea un ejercicio audiovisual de narcisismo o puede que esta sea un maravilloso trasplante de emociones sobre el poder transformador de la música. Supongo que eso ya lo tiene que decidir el espectador. No es que sea un producto que atraiga a todos los públicos. Es más, 3 días después del estreno, en la única sala que la proyecta en Madrid éramos solo 5 personas. Lo que sí es un dogma para un servidor es que si te gusta la figura de este músico y su obra, es imprescindible. Además, si sientes que eres de esos que desde que se despierta hasta que se acuesta tiene un gramófono interno que inyecta vida y energía en tus venas, que siempre hay una canción que te levanta el ánimo, que son prioritarias y muy importantes cosas como un concierto, un disco o un verso musicado para aguantar el día a día, aunque el resto de personas de tu entorno no lo comprendan, amigo, te va a sorprender y puede hacerte reflexionar. Y todo esto no es baladí en una época en la que la música se ha depreciado y banalizado hasta un punto realmente alarmante.

10 comentarios:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Un tío capaz de grabar, con tantos años de diferencia, obras magnas como "Tender Prey" y "Abattoir Blues / The Lyre of Orpheus" es incontestable. En cuanto pueda me acerco al cine a ver la peli.

Un abrazo, Lorbada.

Orlando dijo...

Bienvenido de nuevo .

Welcome again .

Velkommen tilbakke.

Bueno , ahora, a ver los videos .

lu dijo...

¡¡¡QUIERO VERLOOOOOOOOOO!!!

Lorbada dijo...

Gonzalo Aróstegui Lasarte: dudo que dure mucho en el cine Gonzalo, si no la han quitado ya. Si te gusta Cave tienes que verla sí o sí.

Orlando: gracias por tu cálido recibimiento. Enjoy it!

Lu: ya sabes que en Sevilla no la proyectan así que a esperar unos meses a que la cuelguen en la net o salga en DVD.

Abrazos y gracias a los 3

Alex Palahniuk dijo...

Tendré que verlo, Juanjo. Me metí en el mundo de Cave por el Murder Ballads y quedé hechizado. Y sí, el último es la hostia. Esa mezcla entre crooner y cantautor oscuro (en ocasiones) me encanta. Muy buen análisis, tío. Muy bien escrito. Nos leemos.

KARLAM dijo...

Ya la había leído en su momento pero se me pasó comentarte... Esto, además de una gran noticia, ¡es un entradón! Peazo reseña te curraste, amigo!! En principio pensé que se trataría de un documental sin trampa, y todavía no me queda muy claro cuanto hay de realidad y cuanto de ficción. Me queda esa duda. En cualquier caso, muchas ganas de catarlo ya. A ver si un alma caricativa se digna a colgarlo en la red!

Abrazos tio!!

Sergio DS dijo...

¡Cómo no me he enterado? ¿Cuándo se puede ver?, me apunto de cabeza... Místico y grandioso.

AntonioR dijo...

Empezaré por dar una vuelta por internet para ver que veo al respecto, ya que en cartelera se me pasó...si la echaron por estos lares! Que esa es otra. Me gusta tu blog; pasaré más a menudo por aquí. Saludos

Yawar Khatti dijo...

Earn now become very easy try this www.redwip.blogspot.com

Lorbada dijo...

Gracias por vuestros comentarios. He estado un poco bastante desconectado del blog pero os agradezco vuestros comentarios y y halagos KARLAM Y Alex. Ya es imposible verla en cines Serdio DS, supongo que un par de semanas después del estreno ya lo era. Habrá que acudir al mercado del DVD o a los torrents, claro. AntonioR, bienvenido.

Abrazo gracias