jueves, 3 de abril de 2008

SU PEOR FOTOGRAFÍA

Algunos ya conoceréis la historia de Kevin Carter. Pocas veces una decisión detrás de una cámara ha tenido consecuencias tan funestas para el autor.

Este fotógrafo Surafricano se hizo famoso por uno de los retratos mas angustiosos que se han hecho a "la muerte". Tanto es así que ésta volvería un tiempo más tarde reclamando sus royalties.

Una niña africana moribunda, un buitre a lo lejos, más de 20 minutos esperando para, al final, tomar una instantanea que ha quedado grabada en la historia. Él no quedó del todo satisfecho. Compositivamente le hubiera gustado que el buitre apareciera más cerca y con las alas desplegadas... pero no pudo ser. Aún así ganó infinidad de premios, entre ellos el Pulitzer.

Cual paralelismo con el segundo más importante de su vida, como el buitre que inmortalizó, una pregunta sobrevolaba a su alrededor buscando una respuesta que jamás pudo enmendar.

"¿Ayudaste a la niña?"

8 comentarios:

Lucy dijo...

Es curiosa la historia de este fotógrafo, y es curioso que leyera sobre él hace poco más de unos días en uno de los blogs de fotografía que tienes enlazado, y de ahí, investigando, conociera su historia (bendita wikipedia ;).

Su historia es la historia de cómo tu obra puede perseguirte y consumirte, de cómo la autoculpa y/o la presión externa termina por corroerte. Como he leído por ahí: "La historia de un fotógrafo que odió su foto más importante." Lástima que se suicidara.

Copio de por ahí:

Días antes al terrible suceso había declarado con respecto a la foto del premio: "Será la foto más importante de mi carrera, pero no quiero ni verla. La odio. La tragedia y la violencia son imágenes poderosas; por eso se pagan así. Pero algo de la emoción, de la empatía y la vulnerabilidad que nos hacen humanos se pierde cada vez que apretamos el gatillo".

Me ha gustado la casualidad de que postearas sobre él ahora que ya no es un desconocido.

Lucy dijo...

Y efectivamente el paralelismo con el buitre salta a la vista.

pere koniec dijo...

Joder, que historia más dura!

lORbADA dijo...

La historia de Kevin Carter es la historia del precio del éxito, de un pacto con el diablo, de la linea divisoria entre el bien y el mal... y de sus consecuencias.

Leyre dijo...

Cada vez que oigo esta historia, lo paso fatal, creo que es inevitable pensar: ¿qué habría hecho yo??
Por cierto, hola!, ya he puesto tu link en mi fotolog, yo me iré pasando por aqui, aunque no te comente demasiado...
un saludo!! xD

lacasadelrock dijo...

Hola muy buenas, no deje Spam en mi blog y enhorabuena por el blog saludos

TONI dijo...

Es que tiene tela, ni para denunciar ni nada, ves eso y ayudas, déjate estar de fotos.

Y cómo ésta, cantidad de fotos de prensa me hacen pensar lo mismo.

lORbADA dijo...

Bueno, supongo que todos cometemos errores, seguramente habría decenas de niños en una situacion parecida.
Desde el momento en el que hizo la fotografía sufrió el tormento mas doloroso posible. Estoy convencido de que ese buitre y esa niña le visitaban todas y cada una de las noches.
Es un trabajo muy duro. Preguntadselo a otro que también lo vivió de cerca, Pérez Reverte. Me llamó mucho la atención lo que escribió este fin de semana pasado en el semanario de abc.

http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentecorso