lunes, 21 de junio de 2010

NICK CURRAN & THE LOWLIFES - Reform School Girl (2010)

A menudo sucede que los discos que más te emocionan son los más dificiles de describir. Los vas dejando en el tiempo porque no ves el momento y muchas veces ni siquiera sabes como plasmar lo mucho que te ha llegado un trabajo. Más dificil aún es cuando, hace unos meses, el creador de tal obra era para uno un desconocido absoluto. Afortunadamente la globalización de internet (y especalmente el mundo bloguero) es lo que tiene. En un momento te llama la atención una portada, un título de un post, tienes un pálpito y pruebas con tal o cual recomendación. Uno va picoteando y muchas veces tiene la sensación de tener mucha hambre pero es agobiante enfrentarse solo a un banquete entero. Por mucha hambre que tengas y mucho que te seduzca lo que ves (y oyes), es imposible abarcarlo todo. Afortunadamente para eso están los olores, colores y texturas, para priorizar.

¿A que huele Nick Curran & The Lowlifes? Pues seria muy fácil decir que a Whiskeria, tabaco y sudor de concierto. Creo que huele tambien a chicas con la líbido por los aires, gasolina, aceite y gomina para el pelo, bourbon derramado y un poco de perfume barato. ¿Topicazos? Si, claro. Pero cuando un músico de su calibre se dedica a barrer todas las influencias desde los años 40 hasta los 60, no con maestria sino puediendo llevarse de calle y competir de tú a tú con muchos de los pilares de aquella época, no queda otra que soltar todos los tópicos de aquellos años. Porque realmente pienso que Curran es un anacronismo fuera de serie y desubicado, pero necesario para estos tiempos que nos toca vivir.

¿Qué colores tienen Reform School Girl y su creador? Pues se podria decir que Rosa por la portada pero mucho me temo que eso es solo una disfunción del iris. Algún fallo similar al daltonismo, porque si uno escucha las canciones de su último disco percibirá inmediatamente que es dificil no verlo todo en blanco y negro o sepia. Con una dominante cromática azulada o verdosa, efecto del paso del tiempo que hace que la emulsión de los fotogramas de cada imágen que evocan sus canciones se halla deteriorado, hasta quedar con esos tonos.

¿Y qué texturas nos encontramos en su último disco? Pues todas las que alguna vez ya has experimentado si has escuchado a Little Richard, The Sonics, Chuck Berry, Bo Diddley y tantos otros exponentes de la música negra americana (Rock & Roll, Rocabilly, Blues, Soul, R&B...) así como la actitud y la garra provenientes de bandas como los Ramones o los Misfits. Imposible abarcar aquí todas las influencias que entran en la musica de Nick Curran. Eso daria para un estudio concienzudo y colosal, como sacarle todos los decimales al número Pi.

Ahora bien, la sorpresa llega cuando me entero de que además se ha rodeado en su nueva aventura con sus Lowlifes, tras dejar atrás a los Nitelifes, de gente como mi admirado Dani Nel.lo (a quien le dedicaré un merecido post) y de Blas Picón, bateria, armonicista y cantante tambien patrio. Todos son pros en lo referente al tema que nos ocupa. Tambien con los Nitelifes, su anterior banda (además de otros muchos proyectos como los Flash Boys o Deguello) con quienes editó discos igual de estremecedores que el actual.

Reform School Girl es el disco más abrumador que he escuchado este año. Tiene tanta energia, buen hacer y pasión que es dificil no ser arrastrado por su magnetismo. Desde el grito de guerra inicial hasta el último acorde. Y además podemos decir bien alto y fuerte que nos queda Nick Curran para rato. Acaba de vencer su batalla contra el cáncer de boca que padecia y eso es motivo de celebración.

6 comentarios:

St. dijo...

Totalmente de acuerdo.
Uno de los discos del año, dificilísimo de describir.
Me hace ilusión ver una referencia a los Misfits, yo también veo la misma fuerza... y alguna melodía que otra.
Gran noticia la de que ya se ha recuperado.
Fasntastico!

Joven Frodo dijo...

Sí señor, todo un discazo. Me ha sorpendido lo de Dani Nel.lo y Blas Picón, no sabía que hubiese músicos de por aquí en los Lowlifes.

¡Salud!

ROCKLAND dijo...

Para servidor EL DISCO DEL AÑO!!!
No hay duda posible con semejantes trallazos rockeros. Una detrás de otra...¡perfecto!

Saludos.

paulamule dijo...

Pues aún no lo he escuchado pero Rockland me ha dicho que lo haga cuanto antes hasta la saciedad.
Salud.

LoRbAdA dijo...

No hay duda, un señor discazo! Una maravilla.

jonny dijo...

Ufff.Dios como he buscado ese sonido
de garaje y chicas con calcetines blancos.Gracia por regalarnos esta maravilla.Gracias