domingo, 4 de noviembre de 2012

DANKO JONES - Rock And Roll Is Black And Blue (2012)


Que Danko es un currante "honoris causa" poca gente lo puede poner en duda. Que sus discos son sinónimo de garantía casi siempre también. Que tiene un gran directo con pocos competidores igualmente. Podríamos seguir así durante un rato. Aunque hay algo que pocas veces se menciona aunque muchos lo pensemos. Danko Jones es una de las factorías de riffs más importante y productiva de los últimos 10 ó 12 años. Heredero de la magia riffera de bandas como Black Sabbath,  ZZ Top o Mötörhead, teniendo la misma virtud que estos últimos de gustarle tanto a un heavy, como a un punk, como a un rockero de pura cepa. 

En esta ocasión vuelve a ofrecernos todos los ingredientes típicos que uno puede esperar. Aunque como son tres culos inquietos también se da uno cuenta de que pareciéndose a la mayoría de sus discos vuelve a ser diferente. Rock And Roll Is Back And Blue se recrea en las melodías elaboradas, en los riffs que son el motor de las canciones pero con un ritmo endiablado, con la voz jugando a no ser nunca monótona y ofreciéndonos muy diversos picos, con espacios y silencios que rompe en un tsunami de riffs de nuevo y con el factor sorpresa como manifiesto. 


Quizás no entre tan fácil como su anterior trabajo Bellow The Belt, aquello fue algo espectacular, pero a la tercera o cuarta escucha uno comprende que aquí hay mimbres para poder equipararlo casi al mismo nivel (o al mismo, why not?) y que esta banda no se dedica a hacer un mero trámite de disco para tener la excusa de seguir girando y girando. No. Se toman muy en serio cada grabación, el proceso de composición, el sonido que quieren conseguir, la evolución que pretenden dejar plasmada y la variedad en cada canción. 

Desde temas con riffs pesados y más lentos de la escuela de Sabbath como Legs y Don't Do This, otras más Zeppelianas como la fantástica You Wear Me Down, después un tema como Always Away con un comienzo que parece beber del Thunderstruck de AC/DC aunque luego la canción no tenga nada que ver... y después están los temas rápidos, contundentes y agresivos marca de la casa. Conceited, I Don't Care, Get Up o The Masochist, esta última sonando incendiariamente punk, más cercana a unos New Bomb Turks por poner un ejemplo.


It's A Beautiful Day es un single perfecto y aunque me encanta yo habría escogido la canción que cierra el disco, I Believed In God, con una voz femenina marca Soul que aparece a veces y le da un rollo muy muy diferente, potente y que dejará a más de uno con la boca abierta. Danko no cambia su sello, simplemente le añade detalles aquí y acá, la prueba es este tema. Eso hace que sea imposible que sus canciones resulten monótonas si ya de por sí te gusta el estilo. Evidentemente si escuchas a Bisbalín probablemente las canciones que surfean por oleajes de riffs y grandes solos te harán bostezar, pero si estás leyendo este post dudo de que sea tu caso.

No se cómo lo hace el canadiense para mantener siempre un listón tan alto. Su discografía es espectacular y sin duda es uno de los mejores corredores de fondo que ha habido en la última década en el hard rock y el punk. Dentro de poco oiremos a muchas bandas mencionarles como referentes, tiempo al tiempo. Se están ganando a pulso el status que van teniendo y como además siento un enorme respeto y simpatía por los currelas, puedo decir perfectamente que Danko tiene el cielo ganado dentro del Búnker, sin duda.

2 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Danko Jones, una de las bandas más soberbias de la actualidad. Me encanta ese poso setentero que tienen, ¡viva Canadá, joder!

LoRbAdA dijo...

Sí que lo son. Y no paran de currar y sacar buenos discos como churros. Geniales!