jueves, 26 de septiembre de 2013

TREME - Todo lo bueno se acaba


Decía Visconti que el Cine no es un arte, es un trabajo de artesanía. Estoy bastante de acuerdo y además lo extrapolaría al teatro, a la publicidad y por supuesto a las series de televisión, más aún cuando desde hace 15 años se empecinan en dejar en evidencia a un porcentaje realmente alto de lo que se fabrica en Hollywood. Es la demostración empírica de cómo guionistas con paciencia, fe y determinación pueden parir historias realmente originales, atractivas y efectivas sin caer en el topicazo o en el "corta y pega" y dejar a millones de personas ansiosas por más. Seguramente algunos estaréis viviéndolo en vuestras carnes con Breaking Bad estos días viendo que todo se acaba.

Y esto viene a cuento de que tengo entre mis manos una serie que me tiene realmente entusiasmado. Ok, estoy con dos, pero cuando llegue el momento hablaré de The Sopranos, aunque dudo que entonces aporte nada nuevo a todo lo que ya se ha escrito sobre la obra maestra de David Chase. Estoy hablando de Treme, otra serie de HBO, de los creadores de la afamada The Wire y que se centra en el post Katrina en la ciudad de Nueva Orleans.


Cuna del jazz y del rithm & blues, madre adoptiva de infinidad de estilos e influencias que se mezclan en una urbe que respira música por los cuatro costados. En 2005 el huracán Katrina arrasó gran parte de ella y los diques que la protegían del lago Pontchartrain cedieron, inundando un porcentaje muy alto de ciudad que además está bajo el nivel del mar. La tragedia fue de una brutalidad devastadora. Por las inundaciones, por las casas destrozadas anteriormente debido a los fuertes vientos, por la cantidad de desaparecidos, por el caos y la delincuencia que reinaron en los meses posteriores, por las ayudas prometidas por el gobierno que tardaron más de un año en  los mejores casos en llegar y por el desastre especulativo y la marginación que Bush aplicó a este maravilloso lugar, Nueva Orleans se convirtió en una obsesión para unos guionistas que veían muchas historias demasiado atractivas como para no intentar llevarlas a la televisión.

Y tras un trabajo realmente artesano cuidando cada detalle de la definición de cada personaje, buscando tramas y subtramas que entroncaran a menudo con los problemas reales de las personas que los vivieron, realizando un casting con actores creibles que tocaran instrumentos, músicos que estuvieran creíbles interpretando y gente que realmente tuviera raíces allí consiguieron que Nueva Orleans empatizara de tal manera con la serie que incluso se puede decir que mucha gente la consumía como terapia.


Es una gozada ver leyendas del calibre de Dr. John, Allen Toussaint o Elvis Costello hacer frecuentes cameos. A Lucinda Williams, Leonard Cohen o mi adorada Meschiya Lake en puntuales. Y a algunos como Steve Earle tener un personaje que comienza como un cameo y termina siendo alguien habitual en los episodios. Es maravilloso conocer a músicos como John Boutte o sobre todo Kermit Ruffins, que me tiene enganchado a sus discos desde hace meses (en la serie aparece a menudo haciendo barbacoas, tradición que tiene antes de sus conciertos en la vida real, invitando al público a compartir un buen bocado de carne con él). Además de descubrirme grandes clásicos del jazz y reafirmarme en otros que estaba indagando por mi cuenta, como la King Oliver's Creole Jazz Band, los cuales descubrí por una magnífica foto de la cual también hablan.

Sus calles, sus fiestas como el Mardi Grass, su gastronomía tradicional, sus festivales, el second line, los garitos y el ambiente que se respira en ellos... pero también la corrupción, la delincuencia, la estúpida burocracia o la especulación. Aparecen reflejadas situaciones como cuando muchos afro-americanos tuvieron que ocupar sus propias casas puesto que desde el gobierno no se les dejaba acceder a barrios enteros. Les decían que estaban en condiciones ruinosas, lo cual no era cierto, con la única intención de construir nuevos barrios para ricos y llevarse tajadas millonarias por ello.


Pero sobre todo el trabajo de artesanía en Treme se mide en los detalles, en cómo cogen sus instrumentos, en cómo visten, en cómo hablan entre ellos (algo que sucedía en The Wire también con expresiones y un lenguaje exacto al de allí), en como se trabaja en una cocina (primera vez que veo en una ficción algo tan exacto) o en un estudio de grabación y en cómo no se mean fuera del tiesto en ciertas situaciones.

Treme nunca ha sido un gran éxito de público. Sí ha sido un éxito rotundo de crítica. Cuando apareció en 2010 ya se anunció al poco tiempo que constaría de cuatro temporadas y que no estirarían el chicle. Así es. El 1 de diciembre de este año se estrena la cuarta y última temporada, que constará solo de 5 episodios. Si aún no la conocéis puede que os deje noqueados. Si viste algún episodio y no te enganchó puede que te suceda como con la mayoría de grandes series que he disfrutado, que hasta que no vi 3 ó 4 pues ni chicha ni limoná. A mi particularmente me va a dejar huérfano de un entretenimiento en el cual he puesto mis sentidos al 100% porque me ha parecido una rareza dentro del mundo habitual de la series de tv, pero una rareza llena de belleza y pasión. 


Tremé es el nombre del barrio negro más antiguo de los Estados Unidos situado en "la ciudad del cuarto creciente" pero también es una de las declaraciones de amor más grandes que se han hecho en la televisión y en la ficción al jazz y a la música negra. 

Como regalo final os dejo el enlace a WWOZ, la radio que tantas veces aparece en la serie, que emite las veinticuatro horas y que os manda un pedacito de su magia hacia vuestros oídos.

11 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Otra que me apunto, sin ninguna duda. Mira que me gustan a mí esas atmósferas de New Orleans y si encima hay mucha música y muchos músicos (qué artistas!!) paseándose constantemente delante de la cámara nada puede salir malo de "Treme".

Yo ahora estoy con "Black Mirror", "The Walking Dead" y comenzando "The Wire" pero esta irá la siguiente.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

En la vida hay que elegir, Lorbada, y yo no veo ni una serie de televisión por ello: discos, libros, prensa, películas, escritura, trabajo y familia impiden que halle un solo hueco para visonar series como ésta que comentas y de la que tan bien he oído hablar. Quizá algún día, no sé.

Un abrazo.

Gonzalo Ramos dijo...

Desde luego que Treme es una delicia para los que amamos la música, y además en el resto de los aspectos está a la altura al menos de Los Soprano, The Wire, Breaking Bad, Deadwood, etc. Algo muy conseguido musicalmente es el sonido de la música en vivo. Creo que es la primera vez que escucho en una producción de cine o tv un sonido de los directos tan parecida a la realidad. Esos músicos en esos clubs atestados suenan a eso, a música viva de verdad, no como un cd. Eso está muy conseguido. Y sobre los músicos que hacen aparición, si hasta sale Mem Shannon, que es uno de los mejores y menos conocidos, pero aún así mi músico favorito de Nueva Orleans actualmente. El detalle de incluirle muestran que los creadores saben lo que se hacen.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Soy mega fan de Tremé desde el dia que salio...Y lo bueno si corto , dos veces bueno... aveces es verdad.Mejor terminar dejandonos con ganas de mas, que aburriendo y repitiendose como muchas otras series.
A+

javistone dijo...

Precioso post, Juanjo, tio... Treme es una de mis deudas pendientes desde que salió, es de las series que quiero ver con mi mujer, porque las grandes series las hemos visto y disfrutado juntos, pero ha sido imposible, asi que posiblemente comience a verla y dejarme llevar por esa ciudad en la que la mayoría no hemos estado pero que amamos como si hubiéramos nacido entre sus calles. Definitivamente no es una serie para cualquiera, hay que sentir muy en la sangre la música (la real) para poder apreciar lo que (aparentemente) se refleja en ella. Muy buen post, tio, muy bueno, gracias, amigo.

sammy tylerose dijo...

Una gran asignatura pendiente, tío. En su día vi el primer capítulo y, por lo que sea, no me dio por seguir con ella. Demasiada oferta televisiva, supongo. Pero consta por fuentes 100% fiables que "Treme" es algo grande. La veré!

LoRbAdA dijo...

PUPILO DILATADO: The Wire y Breaking Bad serán mis dos siguientes probablemente. The Walkind Dead me aburre, la verdad... Échale un vistazo a Treme que merece la pena.

Gonzalo Aróstegui Lasarte: bueno, si algún día no te apetece verte una peli de dos horas siempre puedes verte un episodio de 50 min. Si te apetece te puedo pasar la serie entera, seguro que te encanta.

Gonzalo Ramos: toda la razón, la música en directo es sensacional y el ambiente casi que se puede tocar y oler los garitos. Es alucinante.

TSI-NA-PAH: yo empecé a verla hace un año y es un no parar. Siempre que me quiero ver un episodio termino viendome unos cuántos. Confío plenamente en los guionistas y no necesito que lo alarguen más, solo que sigan la misma línea que hasta ahora. Eso sí, lástima que la última temporada solo sean 5 episodios en vez de 11 ó 12.

Javistone: pues todo a su tiempo. Verla a la par con tu mujer va a ser una gran experiencia. Si compartís la misma pasión por la música y os gustan las series os va a dejar con un gran sabor de boca.

sammy tylerose: es algo grande y como digo en el post, hay que ver al menos tres episodios para irte quedando con la definición de los personajes y de lo que te quiere mostrar la serie. A partir de ahí va como la seda.

Gracias a todos.

Un saludo.

lu dijo...

Pues vi algunos episodios por aquello de ver a mi Elvis en su salsa niurlín, pero no me dijeron nada y la abandoné. Soy durilla para las series, Juanjo, lo sé. Cualquiera sabe, lo mismo un día la retomo y te doy la razón. Pero como mínimo tiene que ser cuando termine la última temporada y la pueda ver del tirón.
Besos!

LoRbAdA dijo...

Lu: pues ya solo quedan unos tres meses para eso. Supongo que te tienes que senir identificada con los personajes o con las tramas. Si no es imposible. Ojo, a mi me ha encantado pero habrá gente que le parezca ni fu ni fa. Cuestión de gustos. A mi me parece maravillosa, aún así tiene algún defectillo con un par de personajes que sobran en la serie pero por el resto me parece maravillosa.

Un besazo.

sofia martínez dijo...

Me parece una historia maravillosa es una de las mejores series que he visto, din duda alguna la recomiendo mucho. Ahora que llegó Treme 4 por fin se acerca el final y estoy muy ansiosa aunque por otro lado me pone triste pues ya es la última temporada.

Lorbada dijo...

Sofía Martínez: para mi también es de las mejores series que he visto. Las habrá con más suspense, con más acción, con más lo que quieras pero esta esta echa 100% para mi, encaja como un guante conmigo. Yo no diría ese "por fin" al final pero prefiero que sean honestos y cumplan su palabra no alargando las tramas aunque me gustaría que tuviera 10 temporadas como mínimo. Qué le vamos a hacer. La tristeza flota en el aire y es que ya me voy acercando al final de la tercera.

Un saludo.