viernes, 19 de septiembre de 2014

THE JIM JONES REVUE - Sala Arena, Madrid (16/9/2014)


Que una gran banda se separe siempre es un incordio. Sientes que hay algo que muere en tu dieta musical y sobre todo en las expectativas de que sigan facturando grandes obras en un futuro inmediato que alimenten esa gula. Sin embargo The Jim Jones Revue puede que no hayan llegado al estatus de "gran banda de culto" o llamadlo como os de la gana, al menos para las masas. Sin embargo para quien suscribe estas líneas se habían convertido en uno de sus grupos favoritos y aunque no hayan recibido el éxito masivo que se le puede presuponer a la calidad que atesoran, sí os pueda asegurar que en los últimos años se habían ganado un puesto de oro entre mis preferencias. Nick Curran y The Jim Jones Revue son de esas pérdidas que uno va a lamentar toda la eternidad, obviamente por motivos bien diferenciados, pero totalmente irreemplazables por lo necesario de su propuesta, calidad, actitud, intensidad, carisma y frescura (por mucho que se muevan en unos parámetros estilísticos más bien viejunos) en una escena musical más preocupada por otros menesteres más relacionados con los conceptos de modernidad y postureo.


Dicho esto no puedo más que congratularme por haber presenciado un concierto de despedida en Madrid cien por cien a la altura de lo que se podía esperar de este enorme combo de rock & roll. Muy parecido al que dieron hace casi un par de años en el mismo escenario, sí, pero igualmente repleto de agresividad, diversión, intensidad y buen hacer de los miembros de la banda desde el minuto uno al 80 o 85 que aproximadamente duró el show. En primera fila, viendo como Jim Jones no paraba de moverse, cantar con el torrente de voz casi intacto, balancear las caderas, arengar a sus compañeros de banda y estos en paralelo interactuar con el público y demostrar que no se quedan pequeños al lado del líder de la banda, uno a uno, de sobresaliente cualquiera de ellos.


Comenzaron con It's Gotta Be About Me y sigueron con Never Let You Go, las dos primeras canciones de su último disco, el sensacional The Savage Heart. A estas les siguieron Shoot First y Burning Your House Down, donde servidor ya perdió la cabeza y comenzó a desgañitarse y agitarse cual exorcismo. De su segundo trabajo, homónimo de esta última canción, volvieron de nuevo al último con  Where Da Money Go? y Chain Gang y así fueron viajando de un álbum a otro hasta que llegaron a la ruidosa Cementer Mixer que cierra el primero de los tres discazos que The Jim Jones Revue tienen en el mercado (sin contar el Here To Save Your Soul, de caras B y rarezas). Después vino Rock'n'Roll Psychosis y podéis imaginaros esos tornados humanos que se crean a veces con 10 ó 15 personas bailando a codazo y empujón limpio en las primeras filas, aullidos de los presentes y sudor y entusiasmo en estado gaseoso flotando en la sala. Después de un descanso destacaron sobremanera Disonest John (una de mis favoritas), la salvaje Elemental y High Horse, otra de las joyitas que esta banda atesora. Princess & The Frogg ya fue el cierre que no por esperado fue vivido con menos intensidad, una avalancha de gente moviéndose, cantándola puño en alto y proyectando entusiasmo y satisfacción a partes iguales en una tremenda onda expansiva de diversión que alcanzó a todos los allí presentes en la Sala Arena. Sobre todo a mi, obnubilado tras semejante descarga en primera fila, que me alcanzó un escupitajo del frontman, especialmente dedicado a mi careto cual extremaunción en el último minuto de la última canción del último concierto en la capital. The Authentic Last Hurrah!!!!!


Como curiosidad, encontrarme entre el público a los adorables Bob Vennum y Lisa Kekaula de The Bellrays y Lisa & The Lips y a Pablo Pérez, la conexión española que a los anteriores les mantiene pegados a la piel de toro, involucrado también en estas dos bandas y ex guitarrista de The Right Ons. Seguro que se lo pasaron igual de bien que el resto de los allí presentes. Tras un estallido semejante de rock'n'roll y dejar la sala convertida en una escombrera repleta de gente extenuada, la banda bajó a saludar un rato. Luego Jim Jones se permitió el lujazo de hacer una divertida pinchada en un magnífico antro, el Madklyn, donde me recibió con el (Take Me Home) Country Roads (versión Toots & The Maytals, por supuesto, cuyo estribillo casi cantábamos a dúo) y minutos después me concedía una petición de un tema de su amigo Nick Curran, algo que llevo años intentando en garitos y por fin, no podía ser de otra manera, alguien me concede para ponerla. Como habréis comprobado no tengo ninguna pega. Noches así, aún con el saborcillo rancio y amargo de una despedida, suelen preceder al adjetivo de "redondas". 

5 comentarios:

Mr. Thunderstruck dijo...

Yeahhh!!! gran crónica!! efectivamente es una pena que esta banda diga adiós, pero lo hacen porque no han vendido discos, la cruda realidad, tanto rockero por ahí que se las deja para ir a Metallica, Bruce Springsteen y los Stones y esta banda no le habrá sonado nunca en su vida. Injusto pero es lo que hay...saludos!!!

Johnny J.J. dijo...

Pues sí querido tocayo, que se separe una banda como Jim Jones Revue es un poco para unos cuantos suficientes como la canción de cuando un amigo se va. Me habría encantado haber asistido a la despedida de esta gran banda. Al menos afortunados amiguetes pudisteis ir. Un abrazo.

Orlando dijo...

Bienvenido de nuevo .

Welcome again .

Velkommen tilbake .

Joder con el parentesis que hiciste.

Por desgracia lo estamos viendo mas que antes,las bandas que se separan, y las que no quieren volver, y las que vuelven, actuando de puro interes, y algunas , de muy renombre .

Una cronica estupenda .

KARLAM dijo...

Que buenas fotos y -seguramente- qué gran bolo!! Entre eso, el escupitajo y la petición concedida debió ser una noche memorable, jaja! Felicidades por la crónica. Abrazos tio!!!

Lorbada dijo...

Mr. Thunderstruck: no se exactamente porqué lo dejan pero sí que es una pena que la gente no dedique muchas veces unos minutillos a la semana para buscar y conocer bandas de hoy. Porque Metallica y cia. te digo que dudo que aguanten un asalto a Jim Jones y cia. aunque eso no quiere decir que todavía tengan cosas que decir. El hecho es que uno de los mejores grupos de los últimos años se pira si pena ni gloria mediática aunque con un puñado de fans capaces de llenar la Sala Arena, que no es poco, y dándolo absolutamente todo.

Johnny J.J: pues para la próxima te tienes que venir hombre. O pa otra a ver si hacemos una expedición pa tu tierra que ya toca.

Orlando: gracias por la bienvenida... una vez más. Un placer estar por la net de nuevo. Espero con impaciencia el próximo proyecto de Jim Jones. No se qué hará. ¿Otra banda? ¿En solitario? Calidad asegurada. Es una pena que se separen.

KARLAM: una pasada lo que pudimos ver. Gracias por lo de las fotos. Lo tenía muy cerca. Se agachó y me echó todo su mojo por la boca on the face. Todo un honor. No llega al nivel de los shows de Mike Patton donde todos los de las primeras filas le escupían directamente a la campanilla pero me siento un poco más unido a Jim que nunca jaja.

Un abrazo a los 4

Saludos y gracias una vez más!!