jueves, 19 de marzo de 2015

ELI PAPERBOY REED - Madrid, Sala El Sol (10/3/2015)


Hace algo más de una semana tuve la oportunidad de reencontrarme con Eli Paperboy Reed, uno de los estandartes del nuevo soul o revival que tanto ha refrescado el panorama del tablao negroide en la escena musical internacional. Años atrás lo vi en el teatro Alameda de Sevilla presentando junto a los True Loves su excelente disco Come And Get It. En aquella ocasión hicieron un show perfecto, sudoroso y entusiasta que difícilmente pudo defraudar a alguien. En esta ocasión las sensaciones también han sido positivas aunque con muchas diferencias. 


La primera es que Eli venía en formato trío, acompañado solo de un batería y un contrabajista, ambos con bastante menos carisma que Eli e incluso que los True Loves. Un show de soul y rythm & blues con vientos y un batería como el carismático y divertido Attis Clopton pueden significar una diferencia cualitativa importante. Por otro lado, venían repescando y presentando el primer álbum de el de Boston, Walkin' And Talkin', el cual es ligeramente inferior a el mastodóntico Roll With You y al excelente Come And Get It. Ni que decir tiene que este disco debút aplasta y humilla implacablemente al reciente y ñoño Nights Like This, el cual recomiendo obviar. Walkin' And Talkin' no contiene la ristra de himnos de Roll With You pero tiene un sabor añejo que casa perfectamente con las versiones que se marcaron de Freddie King, Willie Cobbs, Wilson Picket o Elmore James (sensacional el Shake Your Money Maker), una acertada decisión que inyectó músculo al show a falta de los temas más conocidos del cantante.


Eli lo dio todo con su impecable y prodigiosa voz y estuvo muy comunicativo, intentando soltarse con el español a menudo. La ventaja de la sala El Sol es la cercanía que puedes percibir, con un escenario sin barreras y con escasa altitud, incluso servidor se permitió el lujo de sentarse en una esquinita de este para hacerle fotos durante un buen rato, pudiendo disfrutar del recital a un escaso metro de distancia. Punto a favor por la calidez y la intensidad que este le imprimió. La banda, bien sin más. El contrabajista participativo y el batería bien también, aunque para mi estaba un poco descontextualizado, con un aspecto y una actitud más propia de Seattle y la escuela de Dave Grohl que de lo que allí habíamos ido a escuchar. A veces me pongo un poco sibarita, lo reconozco, pero este estaba en una frecuencia diferente.


Al final por fin se marcó un viejo conocido para cerrar el show tras los bises, Take My Love With You, temazo que todos bailamos como locos, nos hizo felices y como en los mejores cuentos, comimos perdices. ¿Balance global? El show estuvo muy bien y la actitud de Eli, su buen hacer y su intensidad siguen siendo arrolladoras en directo. Me da la sensación de que esta gira es una excusa para hacer tiempo mientras arregla el fiasco de su último trabajo discográfico. No se a nivel de ventas pero la reacción de la grada ha sido tímida ante este y se veía obligado a volver a sus raíces. ¿Mi deseo? Que vuelva con los True Loves o al menos que recupere la pasión por las melodías agresivas y sudorosas, esas que nos dejaron boquiabiertos y temblando hace unos años. ¿Es mucho pedir? Venga Eli, que lo de Nights Like This sabemos que era una broma, ahora en serio...

4 comentarios:

Addison de Witt dijo...

El ultimo disco como dices es mejor obviarlo, lo vi en directo hace tiempo y me gusto.
En esta ocasión no pasa cerca de casa.
Saludos.

Javier de Gregorio dijo...

Estuve a punto de ir a verlo, más que nada como homenaje al artista que parió una obra tan grande como el "Come and get it". La feliz profusión de conciertos durante este final de invierno en Madrid hicieron que me echara para atrásy pensara más en otras en principio más interesantes. Me agrada lo que comentas de su actitud durante el bolo y la necesidad de recuperar, en un futuro próximo, su presencia junto a los True Lovers. Seguro que no volverá a pifiarla.
Saludos,
JdG

Lorbada dijo...

Addison de Witt: Pues es una pena que no pasara cerca de tu casa. Mereció muchísimo la pena.

Javier de Gregorio: siempre hay prioridades pero no te habría defraudado en absoluto. La actitud de Eli siempre es de 10.

Gracias a los dos.

Abrazos

PUPILO DILATADO dijo...

Otra cronicaza por tu parte. Debió ser grande verlo, su actitud dice mucho de un artista que parece que quiere volver a convencer de lo que siempre ha sido. Que vuelvan los True Lovers!!