jueves, 13 de mayo de 2010

JEFF BECK - Emotion And Commotion (2010)

Es una pena que tenga que escribir esto pero pienso que es así. Jeff Beck ha editado el peor disco de toda su carrera. Hace 42 años que este monstruo de las 6 cuerdas divaga en solitario por el mundo, deleitando con grandes albumes que son ya clásicos y ofreciendo excelentes shows. Muchos incluso le atribuyen la autoría del Hard Rock, cosa que es debatible pero no descabellada. En cada obra ha querido ir un paso más allá y ofrecer algo innovador u original, siendo poco conformista y cambiando continuamente de registros.

Tras una excelente trilogía de trabajos donde primaban las guitarras que se fundían con la electrónica (a lo Apollo 440) ahora pocos esperaban el camino seguido por Beck en Emotion & Commotion (en spotify). Siete años después de Jeff (2003), su último disco, nos trae una obra de caracter relajado. Con atmosferas pausadas que no consiguen atraer demasiado la atención y que a menudo aparentan ser resultonas, pero cuya sensación se difumina a los pocos segundos. A veces uno piensa si está escuchando un disco del ex miembro de los Yardbirds o si se trata de un disco de Chill Out al uso.

Sin embargo, hay grandes momentos, como cuando llega Hammerhead, lo más parecido a sus tres trabajos anteriores. Un tema agresivo y con garra, que explota con violines y la guitarra de nuestro protagonista. Luego están Las versiones como I Put A Spell On You, magnífica. Con Joss Stone dejandose la garganta para imprimirle la energía que un tema como este necesita así como un Beck inspirado. Pero no deja de ser una versión, algo de lo que va sobrado el álbum. Innecesarias como el Corpus Christi Carol de Jeff Buckley (instrumental), Nessun Dorma (de Puccini) o Somewhere Over The Rainbow de El Mago De Oz. Después hay alguna más acertadas como la citada I Put A Spell On You o la versión de James Shelton (que también interpretó Buckley), en esta ocasión con la voz de la inconfundible Imelda May, dandole vida a Lilac Wine.

Sin embargo no es hasta llegar al penúltimo tema del disco, There's No Other Me, que Beck no vuelve a imprimirle fuerza. De nuevo con Joss Stone cantando, la canción va creciendo y vuelve a provocar una sensación de satisfacción al oyente... hasta que incomprensiblemente cuando comienza el solo de guitarra arropado por las cuerdas vocales de la Stone, los guitarrazos se difuminan en un instante y se acabó. Como si hubieran amputado la canción en lo mejor. No lo entiendo. Todo para volver a la somnolencia de violines y guitarras con ecos en Elegy For Dunkirk, más de los mismo. Ahí termina todo.

Quien soy yo para juzgar a un genio como Beck. Supongo que habrá hecho lo que le habrá apetecido. Puede que haya pensado que ha realizado un disco moderno con 64 violines alrededor y con voces femeninas dando vida a versiones por todos ya conocidas. Puede que se haya llevado los últimos años escuchando a Puccini y visionando una y otra vez El Mago De Oz y eso le haya inspirado más que cualquier otra cosa en el planeta. Pero a mi personalmente el que es el nuevo disco de uno de mis ídolos a la guitarra, el cual llevo esperando 7 años, me ha aburrido tanto, tanto...

7 comentarios:

ROCKLAND dijo...

Se agradece tu sinceridad a la hora de valorar un disco hecho por uno de tus grandes ídolos.
Lo más fácil hubiera sido ponerle 50000 calificativos por las nubes.
Personalmente no escuhé este nuevo disco y por lo que cuentas no me pierdo mucho. Le tenía ganas a esa version de buckley pero...

Por cierto, la portada si es muy bonita.

Saludos!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Entiendo lo que dices y dice todo el mundo, pero no me parece tan exageradamente malo. Tiene sus momentos que deben ser escuchados en momentos concretos, como la el Corpus Christi... bonita o barata según cuando y donde la escuches.

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Se nota cuando un comentarista no es un crítico. Empieza diciendo "esto es lo mejor" o "esto es lo peor" en lugar de describir con el lenguaje adecuado la obra. Lamentablemente internet es lugar para que cualquiera que desconoce las reglas básicas del periodismo escrito se despache hablando estupideces. Aquí hay un caso más. Y lo peor es cuando se desconoce al artista que se comenta hasta el punto de decir "peor" o "mejor" sin comparar con ejemplos concretos de una carrera de... sí, más de 40 años.

LoRbAdA dijo...

ROCKLAND: Lo he escuchado unas cuántas veces, le he dado muchas oportunidades, pero no me atrae nada el enfoque qe le ha dado. A nivel técnico sigue siendo el gran guitarrista de siempre.

ROCK´N ROLL OUTLAW: No digo que no se pueda escuchar. Claro que sí, y no es un disco desastroso. Solo digo que me aburre.

Anónimo: Si en algún lugar de mi blog ves que yo halla escrito que soy crítico indícamelo. No soy un desconocedor de la obra de Beck, todo lo contrario. Me he escuchado todos y cada uno de sus discos más veces de las que te imaginas, de hecho es mi guitarrista favorito. Solo digo que este disco me aburre. Y esto es una opinión personal en un blog personal. Quizás si no quieres leer estupideces (como tú dices) no deberías meterte en internet si tanto miedo le tienes a que alguien difiera de tu visión sobre un disco o cualquier cosa.

Gracias a los tres.

Perem dijo...

Master, no he escuchado entero el disco. Creo que unos cuatro temas y la verdad es que sin ser nada del otro mundo no lo encuentro tan decepcionante como cuentas. Se deja escuchar bien. Pero ya se sabe, todo es cuestión de gustos.

Saludos.

paulamule dijo...

Pues yo tampoco he catado el disco pero espero hacerlo aunque no sepa cuándo.
Salud.

LoRbAdA dijo...

Beck siempre tiene grandes momentos, en este disco los hay y solo por eso es muy superior al placer que me pueden ofrecer otrs muchos artisas o bandas. Pero el disco me parece sosito y además en 7 años se ha sacado un disco donde la mitad de canciones son versones y las otras no me parecen gran cosa excepto 2ó 3 canciones. Simplemente me esperaba mucho más.

Pero Jeff Beck es Jeff Beck, para mi el mejor guitarrista de rock del planeta y uno de mis heroes.