miércoles, 12 de mayo de 2010

KEN LOACH

Quizás soy una persona algo excesiva cuando algo me motiva. Hay gente que encuentra un disco que les gusta y lo escuchan un par de veces para luego volver al ostracismo. Mi modus operandis habitualmente es exprimir la discografia (o al menos los discos más conocidos) de esa banda y empaparme de su música para contextualizar mejor quienes son el grupo que escucho. Con el cine me pasa aún más. Si un director me fascina no paro hasta verlo todo o casi todo de él. Lo hice con Kubrick, Spielberg, Cronenberg, Buñuel y otros tantos. Esto a menudo supone un problema. Ahora mismo estoy metido en la boca del lobo porque Ken Loach tiene 26 películas y no veo el final.

Lo descubrí hace años con Tierra y Libertad (1995) y no tenía ni idea de que era suya. Me fascinó que tuviera que venir un inglés y hacer una película sobre la guerra civil española para que por primera vez se nos contara de manera realista, con rigor histórico y sin artificios qué es lo que pasó en el conflicto y porqué se desintegró el bando republicano. También me avergonzó que esto fuera así y que en nuestro país seamos incapaces de mirar las cosas desde la distancia y en frio para repasar un episodio tan trascendental.

Luego vinieron La Cuadrilla, El Viento Que Agita La Cebada, Mi Nombre Es Joe... todas me encandilaron. Cine terrenal, documentalista de los problemas de los barrios marginales, con personajes feos y con debilidades, sin pedanteria, con historias que podrian suceder en cualquier esquina y con continuos pildorazos de humor que se convierten en la via de escape entre tantos dramas sociales. Una cámara que se dedica a observar como un mero espectador, sin intentar embellecer nada ni darle otra perspectiva que no sea la de la imparcialidad ante unos personajes bien construidos, guiones sólidos e historias creibles de principio a fin. Con actores desconocidos pero que lo bordan... porque Ken Loach es un gran director de actores y eso se ve desde la primera escena de cualquiera de sus películas.

Ayer me hice una sesión de varios de sustrabajos. En Un Mundo Libre (It's a free world, 2007). Dos amigas montan una agencia de trabajo temporal. Hay que trabajar y la iniciativa es un activo importante en ellas. De la nada van construyendo un proyecto que poco a poco se va nutriendo de inmigrantes pero que evoluciona de la empatia y el deseo de ayudar a sus familias a la ambición y a perder el control de sus objetivos. Un film que retrata la avaricia que tienen algunas ETT's tratando como ganado a sus trabajadores y que nos dibuja a la perfección algunas de las enormes fisuras del mercado laboral en Europa.

Sweet Sixteen (2002) fue la segunda, otra película para alavar aún más, como toda la filmografia de un director, con muy pocos patinazos. En esta ocasión volvemos a un barrio aún más marginal de Inglaterra. Liam es un chico de 15 años que lo único que desea es que su madre salga de la cárcel y que esta se olvide de su padrastro, un narcotraficante de heroina al que odia. El plan de Liam es sencillo. Cuando esta salga dentro de 6 meses, le habrá conseguido una caravana donde vivir con él alejado de toda la basura de la que han estado rodeados siempre. Para conseguir este objetivo necesitará reunir un dinero y poco a poco se irá involucrando en el tráfico de drogas e irá escalando peldaños dentro de una organización criminal que se fija en él. Parece la típica historia del niñato que crece dentro de la mafia, pero más allá de prejuicios nos encontramos ante una historia estremecedora y al mismo tiempo divertida. Uno de los trabajos más redondos de un director de culto.

Ahora presenta en Cannes Irish Route (2010) pero yo aún espero la salida en DVD de su penúltimo trabajo, el cuál se presentó en el Festival de Cine Europeo de Sevilla y que no pude ver porque se agotaron las entradas. Buscando A Eric (2009) trata sobre un tipo con problemas personales que únicamente confia en el fútbol y concretamente en su ídolo, el francés Eric Cantoná. Un dia este se le aparece para solucionar sus problemas y darle un empujón a su vida. Evidentemente el protagonista es el jugador más polémico y carismático (mucho más que Beckham) que ha pasado por la liga inglesa en muchos años. Recordemos que Eric Cantoná dejó el fútbol en su dia en lo más alto para dedicarse a otros proyectos en su vida, entre los que se encontraban principalmente la interpretación. Un film en tono de comedia con excelentes críticas.


Por cierto que Loach ha colgado parte de su filmografía en Youtube. Una iniciativa sin ánimo de lucro cuyo único inconveniente es que es en versión original sin ni siquiera subtítulos. Quien domine el inglés tiene la oportunidad de ver un puñado de grandes películas.

4 comentarios:

paulamule dijo...

Pues la verdad hace mucho que le he perdido la pista al señor Loach y mira que me gustaba, lo que pasa es que al final me llegó a cansar un poco con tanta clase social desfavorecida y tanta desgracia.
Salud.

sammy tylerose dijo...

No he visto gran parte de sus pelis, pero se que es un tío de fíar. A mi si que me van las miserias inglesas y británicas. Por cierto, Cantoná es francés, no inglés, aunque buena parte de su carrera la hiciese en en ManU!

LoRbAdA dijo...

paulamule: pues si vuelves a tener ganas de ver cine social ya sabes que en Ken Loach tienes a un director infalible. Tambien tiene alguna que otra película más ligerita, no hay que olvidarlo. La de Buscando A Eric parece que te puedes echar unas risas, siendo futbolera como creo que eres.

sammy tylerose: tienes razón, es gabacho, lo sabía pero se me ha ido un poco la pinza. Pues eso, que si dominas el inglés tienes en Youtube unas cuantas de sus pelis y en todo videoclub q se precie debe de haber otras tantas.

Un saludo.

Iréz dijo...

Sé que llego tarde, y que este post tiene como un año y medio..pero una de sus obras "ladybird ladybird" refleja de maravilla los servicios sociales. Recomendable. [aunque supongo que ya la habrás visionado ;)]


Saludos !