martes, 7 de febrero de 2012

MARK LANEGAN - Blues Funeral (2012)


Que Mark Lanegan se había pasado los últimos años acomodado con infinidad de colaboraciones es algo que poca gente pondrá en duda. Soulsavers, Isobel Campbel, Creature With The Atom Brain, Bomb The Bass... no es que se le exija que saque un disco porque sí. Personalmente prefiero que un artista edite material cuando tenga la confianza suficiente de que es de calidad y no intente vendernos la enésima moto. Pero ya empezábamos a impacientarnos por una tardanza extrema desde Bubblegum, su último trabajo en solitario de 2004.

En un mundo donde todo está en constante cambio, Lanegan no iba a ser menos. Y es evidente que cada vez más se ha ido dejando seducir por los sonidos más enfocados a la electrónica. Nada que nos evoque a house ni a drum & bass, ¡faltaría más! Pero sí hay bases y loops y todo ese tipo de elementos que cualquier ingeniero de sonido con un poco de conocimiento es capaz de filtrar en una canción y hacer que incluso en algunos momentos suene orgánico. Quizás ha querido plasmar todo lo que ha aprendido con esas colaboraciones con los Soulsavers, Bomb The Bass y alguno más. O probablemente estos caméos en estos proyectos han sido la manera de asomar la patita premeditadamente en estas sonoridades de un músico con mucha curiosidad y pocas ganas de estancarse.


Blues Funeral es igual de triste, oscuro y áspero que el resto de trabajos del ex cantante de los Screaming Trees. Solo hay que escuchar canciones como St. Louis Elegy, Deep Black Vanishing Train o Phantasmagorian Blues. Pero también hay partes donde la producción juega un papel fundamental con ese sonido industrial y veremos a ver cuál es la propuesta y la transición al directo. El single con el que abre el disco, la impactante The Gravedigger's Song, Ode To Say Disco (más propia de Moby y todo un filón para cualquier dj que quiera hacer un remix potente) o Tiny Grain Of Truth, con la que cierra el disco. Pero también es consciente de que amamos a ese tipo de voz sobrehumana que es capaz de deleitar con temas duros y en Blues Funeral los hay. Riot In My House y Quiver Syndrome son dos de los puntos más altos del disco y las guitarras se aceleran y vuelven mucho más contundentes, especialmente en la última donde la voz también cambia de registro, más agresiva y potente. Y luego también algún medio tiempo más suave y enfocado a un posible hit, como Harborview Hospital, que podría haber sido perfectamente una colaboración con The Edge.

¿Conclusión? Me quedo con la sensación de que se trata de un disco equilibradísimo y muy elaborado. Mark Lanegan no se ha dejado cabos sueltos y ha trabajado concienzudamente para otorgarle un sonido preciosista, oscuro y desolador. La voz sigue igual de estremecedora y solo oírla conmueve, escuchando las grietas de unas cuerdas vocales áridas y cavernosas, que ponen la piel de gallina. ¿Experimentación? Sí, pero bien enfocada. ¿Ha merecido la pena la espera? Sin lugar a dudas. Blues Funeral es un disco enorme y es ideal para esta ola de frío con la que uno añora las brasas de una chimenea, una copa y un disco de Lanegan de fondo. Él puede ser más gélido que un iceberg pero su voz y sus canciones son una fuente de calor inagotable.

5 comentarios:

PUPILO DILATADO dijo...

Lo estoy esperando 'como agua de Mayo' porque todavía no lo tengo en mis manos. Con ciertas reservas, e asustan esos 'loops' y esa producción aunque puede que lleguemos a acostumbrarnos...¡esto no es Alice Cooper con Kesha!!, jejeje.

saludos

lu dijo...

Todavía no lo he escuchado, ayayayayay, yo con oír esa voz me conformo, por mí como si canta jotas.

Besos!

ROCKLAND dijo...

Corto y pego lo puesto en Paulamule:



Otro que cayó en su embrujo.
El disco puede parecer un tanto polémico con esa dirección musical que ha tomado pero viendo por donde iban los tiros en su anterior álbum es casi una continuación lógica.
Está claro que este hombre es único y sólo con su voz es capaz de emocionarte de esa manera a pesar de todo el rollo experimental que recorre todo el disco. Al final, te atrapa!!
Me gustan particularmente "Bleeding muddy water", "St Louis elogy", "Phantasmagoria blues" y "Deep black vanishing train". Hasta "Harborview Hospital", me ha seducido y mira que suena a los U2 actuales.
Aprobado y creciendo en cada escucha.


Saludos.

Il Cavaliere dijo...

Las mismas reticencias que tuve cuando salió Bubblegum también han desaparecido. Este tio es muy grande y cuento las horas para que vuelva a visitarnos

Un abrazo

LoRbAdA dijo...

PUPILO DILATADO: si te gustan algunos toques industriales te va a gustar porque contiene excelentes canciones. Ten cuidado con lo que dices de Alice, te vigila...

lu: eso hay que remediarlo que es idóneo para refugiarse estos días en casa.

ROCKLAND: el disco gana poco a poco, o mucho a mucho. Ha merecido la pena la espera.

Il Cavaliere: Pues yo no he tenido muchas reticencias , la verdad. Blues Funeral entra que da gusto, por mal que suene la frase. Desafortunadamente esta gira no pasará por el sur y no lo veré.

Un saludo!